El insólito disfraz de Angus Young (AC/DC) antes de salir al escenario con su uniforme de colegial

El guitarrista tenía su propio "show" junto a Bon Scott durante los conciertos de la banda
El insólito disfraz de Angus Young (AC/DC) antes de salir al escenario con su uniforme de colegial

Tiempo de lectura: 4’

En una nueva entevista con Let There Be Talk, el bajista de AC/DC entre 1975 y 1977, Mark Evans, ha desvelado cuál era el insólito disfraz con el que Angus Young solía subirse al escenario antes de empezar a vestirse con su emblemático uniforme de colegial. Evans ha explicado cómo, a raíz de este atuendo, el hacha interactuaba con el difunto Bon Scott durante su shows.

"Síempre he sido un gran fan de los Rolling Stones, sobre todo de Keith Richards y Charlie Watts, y, por lo que entiendo, durante el tiempo que estuve yo en la banda, AC/DC trabajaba de una forma muy similar a ellos. Todo el mundo segúa a Malcolm Young".

"Malcom nos miraba y vigilaba lo que hacían Angus y Bon Scott, porque a esos dos se les podía ocurrir cualquier cosa", explica Evans.

"Cuando empecé con la banda en 1975, Angus tenía un disfraz de gorila y siempre quería tener su momento de Tarzán. Solíamos tocar con una PA, y Bon siempre le amarraba una cuerda de la que se colgaba. Cuando querías darte cuenta, todo el mundo se estaba balanceando de un lado para otro. Angus y Bon solían empujarse entre ellos en aquella parte del show".

"En aquel momento, ya sabías que había algo especial sucediendo, pero es solo ahora cuando miras atrás, después de tantos años, y dices, ''Wow, no me extraña que a la gente le gustase tanto'. Había un gran sentido del humor en la banda".

"¿Cómo podíamos componer canciones como 'Big Balls' o 'She's Got Balls'? Por el amor de dios, nos íbamos hasta el lado oscuro de la luna, siempre teníamos ese sentido del humor. Algunas de las letras de Bon eran brillantes, pero no puedo evitar comparar a AC/DC con los (también australianos) Rose Tattoo, porque las letras de su cantante, Angry Anderson, también son geniales".

"De hecho, Bon y Angry eran muy, muy amigos. Solía ir a ver a Rose Tattoo todo el rato y se subía para cantar con ellos. He visto un par de momentos en los que se subió al escenario con la banda en una de aquellas mágicas noches de verano".

Su despido de AC/DC

Hace unos días, Mark Evans también narró como fue su despido de AC/DC, cuya noticia le pilló por sopresa el día de su cumpleaños.

"Cuando pasó, no fue realmente una sorpresa, aunque sí que me quedé un poco en shock. La banda llegó a un punto donde nos estancamos. Estábamos de gira por Europa con Black Sabbath, íbamos a acabar en Helsinki, en Finlandia, y, después, íbamos a ir directos a Estados Unidos".

"Sin embargo, en ese periodo, cuando comenzamos el tour Europeo en 1977, comenzaron a pasar cosas. La discográfica con la que trabajábamos en Estados Unidos cortó unilateralmente su contrato con la banda. Como ellos se fueron, dejamos de tener un contrato en América. Por lo visto escucharon 'Dirty Deeds' y decidieron que ellos no querían publicarlo. Parece increíble ahora, pero fue así".

"Eso desestabilizó a la banda, las cosas comenzaron a ponerse difíciles. Y encima esto nos pilló de gira con Black Sabbath, donde también pasaron algunas cosas".

"Tuve una discusión con Angus. Creo que algo le molestó, aunque quizás yo podría haber sido un poco más maduro y haber bebido menos. Así, quizás, podría haber manejado mejor la situación. Después, Malcolm se metió en una pelea con el bajista de Black Sabbath, Geezer Butler, por algún motivo. No sé cómo pasó, pero Malcolm se fue de fiesta y se puso a beber, así que acabó en el hotel con Black Sabbath. Yo no estaba allí, pero, por alguna razón, acabó pegando a Geezer Butler".

"No sé por qué sucedió, pero le dio un golpe, le dejó KO. Hay una historia en la que alguien tenía una pistola o un cuchillo, creo. El caso es que la mañana siguiente, cuando estábamos saliendo de la ciudad, Mal dijo, 'Tengo que parar en el hotel y entrar'".

"¿Qué narices estaba haciendo en el hotel de Black Sabbath? Porque nosotros no solíamos querer tener nada que ver con muchas otras bandas, si no cuentas que nos llevábamos bien con Ozzy Osbourne porque él y Bon Scott conectaron muy bien. Si querías tener una noche loca en Hamburgo, tenías que salir con Ozzy y con Bon juntos. Tío, qué máquinas de destrucción".

"En cualquier caso, Malcolm dejó fuera de combate a Geezer y a la mañana siguente fue al hotel. Cuando salió, las cosas no pintaban bien. Nos echaron del tour. Nos quedaba un mes y aquel día nos echaron de la gira por aquello. Con aquella situación, hubo mucho rechinar de dientes".

"En aquel periodo, yo cumplí 21 años. Estábamos en Londres y los chicos me prepararon una fiesta genial en una tienda de cervezas alemanas de Edgware Road, ¡una fiesta monstruosa! Sin embargo, una persona cuyo nombre no puedo citar -era el hermano de alguien que estaba en la banda- se me acercó y me dijo, 'Oh, feliz cumpleaños, amigo. Hay una gran fiesta preparada para ti, eso es genial. ¿Cómo es eso de que vas a dejar la banda?'"-

"Y yo le dije, '¿Qué?'. Y él me contestá, 'Sí, sí, acabas pronto. Creo que me lo han dicho'. '¿De qué narices estás hablando?'. Eso fue todo, así me entere de que me iba a ir de la banda. Por eso, no fui a la fiesta. Dije, '¡Qué les jodan!' y me marché".

"Tenían una tarta en la que ponía, 'Feliz Cumpleaños Mark' y todo eso y yo no estaba allí. Me enfadé, salí fuera, cogí un taxi, me fui a un bar y me puse hasta arriba. Me encontré con un par de tipos de distintas bandas, estaba feliz, tuve una fiesta de cumpleaños con aquellas personas".

"Me lo tomé muy mal. Simplemente pensaba que iba a seguir en la banda. Pero no pasó, la vida es así, pasan cosas malas. Si me preguntas sobre por qué tomaron la decisión, creo que Malcolm fue el que quería que me marchase porque necesitaba alguien que pudiera hacer coros".

"Eso fue todo. Imagino que fue un poco más a fondo que eso. En el momento en el que hablamos oficialmente del asunto me dijeron, 'Mira, tú no cantas'. Nadie me preguntó, porque en realidad, sí que lo hago. Siempre he hecho algo, siempre canté coros cuando estuve en AC/DC. En 'T.N.T.' yo era el que cantaba, 'Oi, oi, oi'. ¡Eso sale en el disco!".

"Pero me gusta tomarme las cosas con filosofía, algunas personas podrían acabar muy tocadas después de que algo así suceda, pero yo miro atrás y solo veo grandes recuerdos. Tengo mucho amor y respeto por la banda".

RockFM