El insólito vocalista al que Iron Maiden quería tras la marcha de Bruce Dickinson: "No, gracias"

El cantante se vio olbligado a negarse a entrar a la banda, pese a la petición de Iron Maiden
El insólito vocalista al que Iron Maiden quería tras la marcha de Bruce Dickinson: "No, gracias"

Tiempo de lectura: 3’

La marcha de Bruce Dickinson de Iron Maiden allá por principios de los 90 fue un auténtico shock tanto para la banda como para sus fans. Suplir su voz era cuanto menos una tarea muy complicada. Hubo muchos nombres que sonaron como posible sustituto, pero hay uno que a día de hoy se desconocía, James LaBrie, vocalista de Dream Theater: “Sí, claro, fui candidato a ser el sustituto de Dickinson aseguró en la entrevista para The Metal Voice, pero como sabrás finalmente el puesto fue para Blaze Bayley.

La banda se reunión con el mánager de Maiden, Rod Smallwood, y LaBrie pensó que era porque estaba interesado en ser también mánager de su banda, pero no, estaban jugando a los dardos y le soltó la bomba: '¿Qué piensas sobre unirte con nosotros...?

"Tienes que entender que estaba en una situación muy extraña", continuó. “Dream Theater ya habíamos grabado el disco 'Images And Words', estábamos buscando management, nos estábamos preparando para intentar montar una gira y salir al mercado. Y recuerdo que me dijo... me llevó a un lado, y el resto de los chicos de Dream Theater también estaban allí, jugando a los dardos, porque le estábamos buscando para el management. Y me dice, 'Sólo quiero lanzarte algo'. Y tenía a su asistente con él también Merck en ese momento. Y ambos estaban allí de pie. Decían: "¿Qué piensas de ser el cantante de Iron Maiden ? Y yo dije, '¿Qué? ¿De qué estamos hablando? Estoy confundido. ¿No estás aquí por la razón de que podrías empezar a dirigir Dream Theater? ¿O estás aquí para que me convierta en...?' Y yo ya había grabado el álbum Dream Theater. ¿Te imaginas lo extraño que fue eso?'...nos lo imaginamos sí.

Las razones por las que dio un rotundo no.

Cuando le preguntaron que por qué optaba por declinar una oferta que podría haber cambiado su vida para siempre, LaBrie argumentó lo siguiente, y juzga tú mismo si le falta razón: "Simplemente dije, 'No. De ninguna manera. ¿Sabéis qué? Os voy a decir las razones por las que no voy a hacer esto'. Y ellos dijeron: '¿Cuál es?'. Y yo dije, 'Uno: Dream Theater, eso es todo. Y punto'. Y dije, 'Pero si tengo que ir más lejos con esto, cuando tenía 22 años, canté para una banda llamada Coney Hatch durante un año. Y entré como sustituto de otro cantante llamado Carl Dixon' y básicamente lo que sentí fue una rocola glorificada'. Y dije: 'Como entré en la banda, fui capaz de cantar todo eso sin problema, pero nunca hubo ese 'Este soy yo. Y esto es lo que he creado'. Se trataba de: '¿Me estás mirando por lo que soy?' No lo creo"

"Bruce y yo tenemos un respeto mutuo por el otro. Nos hemos reunido varias veces. Hemos hecho varios programas. Recuerdo haber hecho el programa de la BBC con él. Y había ese respeto mutuo entre los dos. Y recuerdo que pensé: 'No voy a salir a cantar Maiden todas las noches, aunque creo que son una gran banda, y Bruce es un gran cantante. No, gracias'. Necesito crear algo que pueda decir, 'No, esto es lo que he creado desde el principio'. Y todos sabemos, vale, que yo no estaba en el primer álbum 'When Dream And Day Unite'".

James añadió: "Y la oferta de audición para Maiden llegó y se fue. Tan rápido como se pidió, se descartó. Y dijeron: 'Todo el respeto. Lo entiendo totalmente. No hay problema'. Boom. Y seguimos adelante".



Es cierto que jamás sabremos cómo sonaría su voz rodeado de Steve Harris y los suyos pero sí podemos saber cómo sonarían las canciones de Maiden con él gracias a las covers que se ha marcado Dream Theater.



RockFM