La "intimidante" acción de Lemmy Kilmister para recibir a los candidatos a entrar a Motörhead

El legendario bajista y vocalista reicibió a Phil Campbell a su particular manera
La "intimidante" acción de Lemmy Kilmister para recibir a los candidatos a entrar a Motörhead

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Talking Metal, el que fuera guitarrista de Motörhead, Phil Cambell, ha recordado cómo fue la intimidante audición que llevó a cabo delante de Lemmy para entrar a Motörhead en 1984 y cómo fueron las casi tres décadas que pasó con la banda, así como de Mikkey Dee o sobre si utiliza o no tapones para los oídos.

"Lo que más recuerdo es el volumen que Lemmy me marcó. Los cuartos en los que iban a tenr lugar las audiciones eran pequeños. Es decir, era un recinto lleno de locales de ensayos bastante grandes, pero el que teníamos nosotros no era el que más, de hecho, era un de los más pequeños".

"El sitio era, probablemente y con suerte, como tres veces más grandes que una habitación normal de hotel. Y recuerdo que él entró y, antes de que yo pudiera enchufarme o hacer nada, porque mi guitarra estaba siendo afinada por un roadie, y él, simplemente, cogió su bajo, lo conectó y comenzó a tocar haciendo que me temblaran hasta los huesos".

"Era ruidoso, muy ruidoso. No recuerdo mucho más después de eso, supongo que no lo hice mal, pero lo que más recuerdo es cómo lo reventó todo con su bajo".

En aquel momento, Motörhead se convirtió en una banda de cuatro integrantes, en lugar de tres, aunque lo cierto es que uno de ellos no tardó en marcharse.

"Entré con Phil Taylor y, entonces, como cinco días después, Taylor decidió marcharse, qué puntuales son los baterías, ¿eh? Dos o tres días después después de que nos uniéramos, tocamos en un programa de televisión con él y, después de grabarlo, decidió marcharse".

"Supongo que tenía sus razones, creo que quería formar una banda con el guitarrista Brian Robertson, porque era un gran fan de Thin Lizzy. Y el batería Pete Gill, entonces, se unió a nosotros. Con él grabamos el disco de 'Orgasmatron' y 'Killed By Death', además de las cuatro nueva canciones en 'No Remorse'".

"Después, Phil se unió a nosotros durante otros tres años. Michael Burston 'Wurzel' estuvo con nosotros durante 10 años con la guitarra, y más tarde me quedé yo solo. Entonces, Mikkey Dee se unió. La verdad es que por Motörhead pasó bastante gente, aunque no tanta como en otras bandas, sobre todo teniendo en cuenta todos los años que estuvimos juntos".

Mikkey Dee, la COVID y los tapones para los oídos

En la charla, Campbell también actualizó la información sobre el estado en el que se encuentra Mikkey Dee, batería de la banda, que, por lo que parece, pudo pasar la COVID-19 hace unos meses.

"Sí, hablé con él la otra noche. Tanto él como su mujer contrajeron la COVID, aunque, por suerte, parece que no llegó a afectar a sus pulmones. Sin embargo, me contó que se sintió peor de lo que nunca había estado en su vida, y mira que Mikkey es fuerte, ya sabes, puede pasar cualquier cosa. Ha debido ser una situación bastante mala, pero por suerte salió de ella".

Por otro lado, Phil también admitió que, pese a lo ruidoso de sus conciertos, no le gusta ponerse tapones en los oídos para proteger su audición cuando toca en directo.

"No, lo intenté en un par de shows, pero sin ellos es más divertido, es como estar más en el momento. Si te pones tapones, todo suena como si la banda estuviera tocando en otro cuarto".

RockFM