La inusual forma en la que Axl Rose provocaba que los conciertos de Guns N' Roses fueran de lo más tensos en los '90

El vocalista siempre ha llevado la batuta en los shows de Guns N' Roses, incluso más de lo que pensábamos
La inusual forma en la que Axl Rose provocaba que los conciertos de Guns N' Roses fueran de lo más tensos

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con The SDR Show, el que fuera guitarrista de Guns N' Roses, Gilby Clarke, ha desvelado cómo era la dinámica de la banda en directo durante los '90, con el vocalista de la banda, Axl Rose, llevando la batuta de todos los shows, sin que los miembros de la banda supieran cuál era la canción que tocarían a continuación.

"No, no teníamos setlist. Tuve que aprenderme cada canción del catálogo porque, literalmente, no sabías lo que Axl decidiría tocar cada noche. No sé si alguna vez has escuchado la voz de Axl hablando, lo hace en un tono muy grave y bajito. El contraste choca, sobre todo teniendo en cuenta lo alto y lo agudo que canta".

"Y claro, cuando estabas en directo sobre el escenario, los amplificadores eran de lo más ruidosos. Lo que te quiero decir es que el silbido es casi inaguantable. Entonces, lo que Axl hacía era acercarse a quien fuera que comenzase la canción. Para mí, era 'Don't Cry'. Se acercaba a mí, me decía el nombre del tema y yo empezaba a darle".

"Pero a veces, me quedaba pensando, '¿Ha dicho 'You Could Be Mine?'. Literalmente no podía oírle, tenía que adivinar cuál era y ya podía tocar madera para no equivocarme. Por lo menos le hacía gracia el tema, si tocaba la canción equivocada, le parecía divertido".

"La verdad es que tuve suerte en ese sentido, porque tuve que aprenderme el set muy rápido, y todo lo que me importaba era tocar los temas y sabérmelos bien, no quería tener que tirar de chuletas para poder disfrutar de los temas".

"Quería ser capaz de tocar, de mostrar que me las sabía con la confianza que lo hacía Izzy Stradlin. Así que, por lo menos, no estaba pensando en que había 25.000 personas viéndome, porque me estaba asegurando de que Slash y Axl no me escucharan tocar las notas equivocadas".

Entonces, Clarke fue preguntado sobre el motivo por el que Izzy acabó dejando la banda.

"No puedo hablar por él, pero yo tuve la sensación de que todo iba a en una dirección que a él no le gustaba, al menos ya no. Él estaba harto y, además, sobrio".

"La banda tenía coristas y trompetistas, y Axl Rose tenía la visión de cómo quería convertir a la banda en unos Rolling Stones modernos. A eso le tienes que sumar que los chavales de la banda se habían convertido en músicos de rock and roll en el sentido más sucio de la palabra".

"Es gracioso, cuando viajábamos, incluso teniendo nuestro jet privado, los chicos seguían utilizando sus fundas de guitarra como almohadas. Por supuesto, también iban siempre con una botella de Jack Daniels. Así se metían en el avión cada día. Era tan real y tan incorrecto como te lo imaginas".

RockFM