James Hetfield confiesa que está más feliz desde que Metallica no sale de gira

El vocalista de Metallica también ha hablado sobre su recaída en el alcohol de 2019
James Hetfield confiesa que está más feliz desde que Metallica no sale de gira

Tiempo de lectura: 3’

Durante una nueva entrevista con So What, el vocalista y guitarrista de Metallica, James Hetfield, ha desvelado que se siente mejor a nivel personal desde que la banda no sale de gira. Además, ha dado más detalles sobre su recaída en el alcohol en 2019, explicando que, durante la grabación de los conciertos de 'S&M2', ya se estaba "mintiendo a sí mismo".

"Disfruté de la grabación pero, ya sabes, en aquel momento no estaba en el mejor estado mental, físico o espiritual. La cuestión es que no tenía ni idea de que estaba en este punto", explica ahora. "Yo continuaba con mi vida, viviendo alternando el mundo de las adicciones. Salía y entraba constantemente de él. Y me mentía tanto a mí mismo como a todos los que me rodeaban".

"Pero, cuando lo recuerdo, tiendo a pensar: 'Tío, estabas fatal en aquel momento', pero el hecho es que los shows nos salieron muy bien y eso no nos lo puede quitar nadie. Es parte de la historia. Estoy feliz de que lo hiciéramos".

James Hetfield también ha contado cómo es su vida en la era de la pandemia, explicando cómo pasa sus días en este extraño contexto.

"Bueno, la COVID no es bienvenida, eso desde luego. Ninguna pandemia es plato de buen gusto, la gente está sufriendo y muriendo. Hay mucha gente luchando, sobre todo con problemas de dinero, sea donde sea que estén. Hay quien ya no puede pagarse las cosas. La vida está cambiando muchísimo".

"No quiero sonar frío, pero, para mí, a nivel personal, bajar el ritmo ha sido algo positivo. He podido parar de trabajar, parar el circo en el que se había convertido dilucidar qué hacíamos con la gira, la banda y todo eso, y los problemas familiares", explica Hetfield.

"Es un gran momento para, simplemente, existir. Solo existir. Es un momento para no tener una agenda, para relajarse y empaparse de la vida en los términos que ella nos pide, así como para integrarme en mi comunidad, aquí en Colorado".

"Eso ha sido algo muy difícil para mí en el pasado, porque iba y venía cada pocas semanas. No podía comprometerme o hacer algo de forma semanal. Ni siquiera podía quedar para hacer una barbacoa, fumarnos unos puros o cosas así. Ya sabes, las típicas cosas que la gente hace cada semana".

"No podía hacerlo y ahora sí. Ahora tengo una comunidad de amigos genial, que me quieren de forma incondicional y no tendría eso si no hubiera conseguido este tiempo. Antes, cuando volvía a casa, tenía un par de semanas y Francesca, mi mujer, tenía todo planeado: 'Estos son los amigos con los que vamos a quedar'. Yo me dejaba llevar".

"Me costaba una semana ir a saludar, solo para levantarme del sofá y acercarme a decir 'hola'. Ahora me doy más cuenta de todo esto, sobre todo desde que me he alejado y dado un paso atrás. Esas transiciones entre salir a la carretera y estar en casa han sido mucho más difíciles de lo que había imaginado durante todo este tiempo".

"Supongo que como lo llevo haciendo cuatro décadas, es ahora cuando me doy cuenta de lo difícil que es, aunque estoy en paz con ello. Solía sentirme muy culpable de estar solo dos semanas en casa y tener que estar activo todo el rato o, por el contrario, descarrilar. Así que ahora me estoy cuidando de forma distinta".

"Ahora puedo reconocer que está bien, por ejemplo, estar triste y actuar conforme a tus emociones. Sueles deprimirte después de la gira o tener ansiedad antes de que comience", afirma el músico. "Lamento romper la imagen de mí que tienen algunas personas, pero no soy uno de Los Vengadores, no tengo superpoderes".

RockFM