Jason Newsted: “La canción más suave de Metallica permitió llevar las más heavys al mundo"

El que fuera bajista de Metallica recuerda la composición y el éxito de la mítica balada de Metallica
Jason Newsted: “La canción más suave de Metallica permitió llevar las más heavys al mundo"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Rock Antenne (vía Blabbermouth.net), el que fuera bajista de Metallica, Jason Newsted, ha recordado el proceso de composición y su incredulidad ante el éxito de “Nothing Else Matters”, parte del 'Black Album' cuyo 30º aniversario se está promocionando.

“No tenía ningún problema volviendo al medio tiempo, en oposición a las cosas rápidas, porque ya teníamos muchísimo material así para tocar en directo. Y, de todas formas, lo único que me importaban eran los conciertos”, recuerda Newsted.

“Todavía teníamos el repertorio para poder hacer eso todo el rato, con temas como 'Battery' y 'Fight Fire With Fire' o lo que quisieras, junto con temas más suaves. Lo que marcó la diferencia, creo, es que “Nothing Else Matters” era una canción muy personal para James Hetfield. Algunas de ellas eran muy personales para él, como 'The God That Failed' y 'Fade To Black'. Es uno de los mejores letristas que jamás hayan existido en ningún estilo de música, es increíble. Aquel tema era muy importante para él y para su persona especial”.

“Así que, cuando lo escuché por primera vez, estaba como: '¿Estamos seguros de que queremos compartir esto con el mundo? ¿No es una canción para tu novia?'. Y todo el mundo decía: 'Es un puto temazo'. Normalmente, si nos gusta tanto, a más gente le va a gustar. Así es como nos dimos cuenta. Si mantenemos nuestro estándar alto y vamos acorde con él, a casi todo el mundo le va a gustar”.

Y así fue, el tema fue un verdadero éxito, aún mayor de lo que la banda jamás fue capaz de imaginarse.

“Salimos de gira durante un par de meses”, recordó Jason. “'Enter Sandman' fue el primer single, y, después, 'Nothing Else Matters' apareció algunos meses después, cuando ya llevábamos un tiempo de gira. Habíamos tocado en 27 o 32 países en aquel punto... Y, de repente, cuando 'Nothing Else Matters' salió, el tipo que venía a informarnos de las cosas apareció en nuestro camerino y dijo: ''Nothing Else Matters' es el tema nº1 en 30 países esta semana'. Nos miramos en plan: '¿Qué cojones? ¿Qué?'. Entonces comenzó a llamar gente, representantes, promotores y radios de países en los que nunca habíamos tocado”, explica Jason Newsted.

“Pero, de repente, aparece esta canción tan agradable: 'Estos chavales son geniales. Que vengan y que toquen para nuestros hijos'. Y, de repente, toda esa gente sale de debajo de las piedras: '¿Podéis venir y tocar 'Nothing Else Matters' para nosotros?'. 'Por supuesto'. Y eso solo eran seis minutos de dos horas y media de concierto. Imagina lo que sonaba en las otras dos horas y 20 minutos, tío: 'Fight Fire' y 'Battery'”.

“Lo que quiero decir es que, la canción más suave que Metallica jamás -jamás- compuso, rompió las barreras más serias para poder llevar otras canciones como 'Creeping Death' a la gente. Podría haber sido al revés... 'Nothing Else Matters' es delicada. Es una canción de amor. Es una canción para hacer el amor”.

“Tengo que decir que, ahora que han pasado 30 años, cientos de miles de parejas de todo el mundo han usado 'Nothing Else Matters' como su canción de boda. Es una canción de amor. Nuesta canción de amor rompió todas las barreras para llegar a todos los millones de bandas que nos han seguido desde entonces”.

RockFM