Jason Newsted y los egos en Metallica: “Tenías que demostrar que pertenecías al club”

El bajista del ''Black Album' recuerda cómo era el ambiente en la banda durante aquella etapa
Jason Newsted y los egos en Metallica: “Tenías que demostrar que pertenecías al club”

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista para 'So What' (vía Ultimate Guitar), el bajista de Metallica durante la grabación del 'Black Album', Jason Newsted, ha recordado cómo fue grabar el emblemático disco con la banda de San Francisco y el ambiente que se respiraba en el foro interno del conjunto.

“Definitivamente parecía distinto, la prueba de fuego está bien documentada, y tenemos que acordarnos de que había mucho amor, emoción y la sensación de logro. Yo siempre estaba ansioso por agradar y ser parte de todo lo que pudiera, de darlo todo, esas cosas”.

“Así que vieron eso. Creo que notaron, desde el principio, que estaba dispuesto a pasar por lo que fuera, daba igual que viniera de ellos o de cualquier otra parte o persona. Estaba listo para hacer mi parte en su grupo para ayudarles a que todo ocurriese desde ese momento”.

“Así que esa parte, definitivamente, se sintió distinta. Había demostrado lo que valía en la carretera, me podía poner malísimo y, aún así, salir a tocar de todas formas”.

“Tienes que hacer las cosas que tienes que hacer para demostrar que perteneces a esa clase de club. Y lo hice, así que, cuando comenzamos la grabación, me sentía mejor, con más confianza. Me sentía mucho mejor sobre la posición de mi bajo en la mezcla, esa clase de cosas”.

“Y estaba listo para que Bob Rock, nuestro productor, nos mostrara lo que realmente hacía falta. Estaba listo para ello, él estaba ahí para decírmelo. Había llegado a un punto de comprensión de bajo en el que nunca iba a permitirme perder mi filón, siempre seguía tocando”.

“Siempre practicaba, siempre intentaba cosas, nunca quise quedarme fuera. Cuando los chicos me decían que tocara algo, estaba allí, no hacíamos el tonto, no hacíamos preguntas. Esa solo como: 'Vale, lo tengo'”.

“Eso era súper importante, así que sabía cómo iba a hacerlo cuando estaba yendo a hacerlo. Lo único que diría que destacaba más -que seguramente ya lo sepas- eran las diferentes posturas. Tenías que tomar una postura, tienes los egos de una unidad que ya ha conseguido cosas bajo el nombre de Metallica. También tenías la posturas de Lars Ulrich y de James Hetfield a nivel individual”.

“En el primero disco, 'Kill 'Em All', pone 'co-producido por Hetfield y Ulrich', algo así. Comenzaron a volver a ese lugar porque Bob llegó con su propia actitud, su ego y sus logros”, continúa Jason Newsted.

“Así que tenemos el funcionamiento interno de los grandes trabajos, posturas, todo el mundo sabe cuál es potencial. 'Master of Puppets' hizo eso y se lo hizo a la gente auténtica real que quería escuchar esa mierda. Eso encendió a todos los que tenían criterio”

“La postura que tenían para el '...And Justice For All', con todo lo de Cliff Burton, era que había que estar muy concentrados en lo que iba a pasar porque eran una banda increíblemente prometedora. Y más tarde supieron que el disco había funcionado genial y los directos incluso mejor que con el trabajo anterior, incluso con lo rápido que iba y su sonido. Después salió el videoclip de 'One' y todo explotó”.

“¿Y qué iba a pasar después? Solo podían seguir adelante y subir hacia arriba. Así que invirtieron un montón de dinero en un productor, le dieron un par de puntos (ndr: equivalen a crédito en un trabajo discográfico y a ganancias por derechos de autor) y quitaron a cualquiera de los otros. Después este tipo alquiló el estudio más caro de todo Los Ángeles durante nueve meses”.

“Posturas, posturas, posturas, posturas... Y, después tuvimos que arreglarlo todo desde dentro, entre aquellas cuatro paredes de cuatro dedos de grosor”.

RockFM