Jason Newsted y la resistencia de Metallica en los '90: "No sé cuántas veces tocamos 'Enter Sandman'"

El ex-bajista de Metallica explica cómo, durante la promoción del 'Black Album', tuvo que tocar el single una y otra vez
Jason Newsted y la resistencia de Metallica en los '90: "No sé cuántas veces tocamos 'Enter Sandman'"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Bill Burr (vía Ultimate Guitar), el ex-bajista de Metallica, Jason Newsted, ha explicado el motivo por el que, durante la promoción del 'Black Album', la banda no se cansaba de tocar, pese a la agotadora lista de compromisos que los de San Francisco tenían que cumplir.

“Hubo momentos en los que no sabías ni las veces que habías tocando 'Enter Sandman' en una semana, porque tenías que ir a los American Music Awards, después al Top of the Pops, a esto y a lo otro...”, se sincera.

“Y después tenías los conciertos normales también, intentando estar al máximo, tienes que sentirte bien y fuerte ejecutándolo y presentándoselo a la gente”, continúa Newsted. “La clave tiene que ver mucho con cómo fluye la adrenalina, momento en el que todo lo demás se anestesia. Te podrías haber roto la pierna y vasa seguir adelante porque la gente está tocando”.

“Una vez comienza la grabación introductoria y te sube la adrenalina, ¡todo está preparado! ¿Qué dos maratones te gustaría que corriese ahora mismo. Se convierte en una herramienta genial para aliviar el dolor y para anestesiarte. Siempre están tus canciones favoritas, además. Siempre hay algunas que tocan cada tres canciones o lo que sea que son un desafío, da igual la de veces que las hayas interpretado ya”.

“Tienes que estar despierto porque es es un momento en el que dices: '¡Joder, tío, puedo hacer esto!'. Casi como un atleta”, prosigue Newsted.

¿Y cuál era la canción favorita del ahora ex-bajista de Metallica para tocar cuando aún estaba en la banda?

“¡'Battery' siempre! Incluso si tocábamos 'Fight Fire With Fire', 'Battery' todavía es la mejor por los coros y porque seguía a todas las putas guitarras con el bajo. A todas”.

“Era aquello con la púa en la que seguía a James Hetfield y todo eso. El orgullo de la ejecución y ser capaz de no fallar nada ante un desafío así era como una de las partes más brillantes de la corona”.

RockFM