Jay Jay French desvela las dos canciones de Twisted Sister que se equiparan al "We Are The Champions" de Queen

El extinto guitarrista de Twisted Sister asegura que la banda continúa siendo muy popular gracias sobre todo a Europa y Sudamérica
Jay Jay French desvela las dos canciones de Twisted Sister que se equiparan al "We Are The Champions" de Queen
  • Raquel Piqueras

Tiempo de lectura: 3’

El guitarrista de los extintos Twisted Sister, Jay Jay French, habló recientemente para la página de noticias brasileña Wikimetal, donde hizo una reflexión sobre la época actual del mundo de la música y lo complicado que es destacar o ganarse la vida haciendo música. La facilidad de hoy día que se tiene para grabar un disco es buenísimo y a la vez algo muy negativo:

"En primer lugar, la buena noticia es que cualquiera puede grabar un disco Pero la mala noticia es que cualquiera puede grabar un disco. Y hay tantas cosas ahí fuera que ¿cómo se puede superar? Ese es el problema".

La banda, como asegura el guitarrista, ha conseguido convertir dos temas propios en himnos imperecederos: “Ahora, resulta que tenemos dos canciones 'We're Not Gonna Take It' y 'I Wanna Rock', que se han elevado por encima de las demás hasta el punto de ser himnos en el mundo de la música popular, de la misma manera que 'Don't Stop Believin'' de Journey es un himno. Te gusten o no, esa no es la cuestión: es un himno. Queen tiene 'We Will Rock You' o 'We Are The Champions', que son himnos, son éxitos masivos que la gente canta en los estadios".

La razón del éxito de temas de Twisted Sister que a día de hoy siguen resonando, es en parte gracias a la manera en la que se consume música en Europa y Sudamérica: "La mentalidad de Europa y Sudamérica en lo que respecta a los himnos que suenan en los estadios es una de las razones por las que twisted sister tiene éxito hoy en día", continuó. "Aunque nuestra música se toca en los estadios de fútbol americano y de béisbol, está casi hecha a medida para Sudamérica y Europa, porque en Sudamérica y Europa, en los partidos de fútbol, todo el mundo se abraza y canta estas canciones. Así que esta es una de las formas en que nuestras canciones se convierten en estándares. Pero también las licenciamos para películas, anuncios y bandas sonoras".

Los tiempos han cambiado

Según French, la manera que había de explotar las caciones en los años sesenta ha cambiado, se ha perdido esa “exclusividad” o ese sentimiento de "no me vendo a las marcas" en beneficio de la difusión. "En los años 60, los grupos de la contracultura se sentían ofendidos por las empresas: 'Nunca daremos nuestra música a Chevrolet. Nunca daremos nuestra música a Ford. Nunca lo haremos, porque eso está por debajo de nosotros. No somos parte de las cosas corporativas', asegura el guitarrista y continúa diciendo: “Pues bien, hoy en día, lo que digo, lo que decimos, es que cualquier cosa que podamos hacer para dar a conocer nuestra música es importante, cualquier vía", añadió French. "Resulta que la concesión de licencias de música es el último bastión de dinero real en la industria musical, porque es dinero de antaño. La forma en que te pagan es la misma que te han pagado durante los últimos 30, 40 o 50 años. No es como el streaming o cualquier otra cosa: recibes dinero de verdad. Así que el beneficio es doble: por un lado, te pagan mucho y, por otro, te transmiten mucho”.

¿Y qué pasa con los "nuevos fans" del rock o el heavy? ¿Los chavales que empiezan a interesarse por la música? El guitarrista se muestra bastante optimista: "Si le preguntas a un niño de 10 años si conoce a Twisted Sister, puede que no lo haga. Si empiezas a cantar 'We're Not Gonna Take It', el niño va a cantar 'We're Not Gonna Take It'. Así que si nuestro premio de consolación es que nuestra música está estandarizada en todo el mundo, y los niños pequeños la conocen y aparece en anuncios y programas de televisión, entonces ¿sabes qué? Eso no es una mierda. Es algo bueno. Así que tenemos la suerte de tener himnos como 'I Wanna Rock' y 'We're Not Gonna Take It que son internacionales que están estandarizados". Y eso señores...es el futuro.


RockFM