Jay Jay French (Twisted Sister) y su primer show de Led Zeppelin: “Iba a vender marihuana, pero me la fumé"

Jay Jay French, hacha de Twisted Sister, recuerda las insólitas circunstancias en las que descubrió a Led Zeppelin
Jay Jay French (Twisted Sister) y su primer show de Led Zeppelin: “Iba a vender marihuana, pero me la fumé"

Tiempo de lectura: 3’

En una nueva entrevista en el programa Cassius Morris Show (a través de Ultimate Guitar), el guitarrista de Twisted Sister, Jay Jay French, ha recordado cómo vio, por primera vez a Led Zeppelin. El hacha se preparaba para trapichear con marihuana, pero las circunstancias quisieron que acabara fumando mientras disfrutaba de un show musical de lo más variopinto.


“La primera vez que vi a Led Zeppelin, estaba yendo a ir a hacer un trapicheo y no tenía ninguna intención de ver a la banda, solo iba a trapichear. Tenía más de dos kilos de hierba, y estaba debajo de la marquesina del Philip Morris esperando a que viniera un chaval a comprarme la marihuana”:


“El caso es que el tipo no apareció. Hacía un frío terrible, era un 28 de enero, me estaba congelando. Y, entonces, alguien me dijo, '¡Tengo un sitio en primera fila!''. ¿Y quiénes eran los cabezas de cartel? Iron Butterfly – 'In-A-Gadda-Da-Vida'. ¿Conoces esa canción? Esa banda”.


“Yo ya había visto a Iron Butterfly hacía seis meses, pero dije: 'Venga, voy al concierto, que le den, de todas formas, tengo dos kilos de maría, ¿a quién le importa? ¿Cómo de malo podría ser?'. Así que fui a la primera fila y me senté. En aquellos días, el promotor, Bill Graham, solía hacer carteles de lo más curiosos, porque juntaba a un montón de grupos de estilos completamente distintos”.


“El caso es que el concierto de apertura era de un grupo de gospel llamado Porter's Popular Preachers y cantaban, evidentemente, canciones del género. Me encanta el gospel, así que fue un buen comienzo. De hecho, me encanta, a veces voy a iglesias, aunque soy ateo, para escucharlo, porque muchos de los intérpretes son los mejores que hay sobre el planeta”.


“El caso es que, mientras escuchaba al grupo, que estaba cantando temas como 'If I Had a Hammer' y 'We Shall Overcome', me estaba liando unos cuantos porros, y justo entonces, Zeppelin sale al escenario y tocaron su primer disco entero, de principio a fin”.


“Y tocaron 'Moby Dick' y John Bonham hizo su solo de batería. Jimmy Page tocó una Fender Telecaster y tenía un par de amplificadores Rickenbacker. Nunca lo olvidaré. Cuando has crecido viendo cosas así, no tiendes a olvidarlas, recuerdas lo que estás viendo. El caso es que Iron Butterfly salió al escenario y lo hicieron bastante mal, pero no importaba porque tenía dos kilos de hierba, estaba bastante cocido”.


¿Sabes lo más curioso? Que Jay Jay tuvo la oportunidad de contarle la historia al mismísimo Robert Plant.


“Años después, le conté la historia a Robert Palnt. Le dije: 'Tío, no te tomes esto como una falta de respeto..'. Hablé con él porque grabamos uno de nuestros discos en casa de Jimmy Page. Total, que lo que le dije fue: 'No lo digo a malas, pero no fui al show para veros. De hecho, a vuestro disco aún le quedaba un mes para salir y no importó'”.


“De hecho, recuerdo que Robert estaba tocando una canción en la que la banda dejó de hacer sonar sus instrumentos, él apartó el micrófono de su boca y comenzó a cantar un verso a la audiencia totalmente a pelo”.


“Yo estaba en primera fila y estaba fumando tantos porros que aquello parecía Chernobyl, así que, según le cuento la historia a Plant, él va y me dice: '¿Eras tú el tío de la marihuana? Había tanto humo que no podía ni ver'. Nos reímos bastante de aquello”.


El músico también ha recordado cómo fue ver a Jimi Hendrix en una de sus peores noches:


“Vi a Hendrix en el Garden, y estuvo terrible aquella noche. Hubo disturbios porque él se marchó tras solo siete canciones. Yo me quedé como: '¿Ese es Jimi Hendrix?'”.


“Fui a verle un año después en el Filmore cuando tocó con Band of Gypsys. Estaba como en la décima fila, pero fue una de las mejores noches de mi vida. Ver a Jimi aquella noche fue probablemente la mejor experiencia viendo a un guitarrista de toda mi vida, aunque también es cierto que aquellas cosas no eran tan especiales en aquel entonces”.



RockFM