Jay Weinberg (Slipknot) se sincera sobre la muerte de Joey Jordison: “Tenemos que honrar a nuestros caídos”

El batería de Slipknot habla sobre su predecesor en la emblemática banda de metal
Jay Weinberg (Slipknot) se sincera sobre la muerte de Joey Jordison: “Tenemos que honrar a nuestros caídos”

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Full Metal Jackie (vía Blabbermouth.net), el batería de Slipknot, Jay Weinberg, ha hablado sobre la reciente muerte de su predecesor, uno de los miembros fundadores de la banda, Joey Jordison.

Cuando fue preguntado sobre cómo había cambiado su forma de interpretar su “forma de curar” el legado de Joey, Jay explicó lo siguiente: “Creo que con la trágica muerte de Joey, por supuesto, todos estamos afectados. Y nunca querría hablar por mis hermanos mayores, que comenzaron la banda con Joey, pero, ciertamente, ha sido duro. Y creo, para mí, que la mejor forma de preservar su legado y también el de Paul Grey, es comprometerme con todo mi ser al ethos y al espíritu de esta banda”.

“Viven a través de esta música, sin duda”, prosige Weinberg. “Así que, para mí, el mayor tributo que podemos realizar, como algo colectivo a su memoria, su arte, su música, lo que aportaron a este mundo que ha tenido, y siempre tendrá, un gran impacto, es darnos a esta música. Para mí, esa es la mejor forma de honrar a nuestros caídos”.

La familia de Joey Jordison confirmó, el pasado 26 de julio, que el músico “murió en paz mientras dormía” el pasado 26 de julio por causas sin determinar. Tenía 46 años.

Jay descubrió Slipknot cuando era adolescente a través de su padre, Max, que ha sido miembro de la E Street Band desde 1974. Sin pasar un segundo, Weinberg se enamoró de la música de la banda, en la que acabaría entrando como reemplazo en 2014.

Jordison fue miembro de Slipknot desde su creación en 1995 hasta 2013. De sus nueve miembros, se le conocía como “el número 1”.

El pasado mes de septiembre, Corey acudió a una entrevista en SiriusXM donde habló, por primera vez, sobre la muerte del que fuera su compañero en Slipknot: “Está siendo duro, tío. Nuestra primera preocupación fue, obviamente, su familia, así que les llamamos inmediatamente para asegurarnos de que estaban bien, para que supieran que, si necesitaban algo de nosotros, solo tenían que pedirlo”.

“Es una maldita tragedia”, continuó Taylor. “Era demasiado joven y tenia demasiado talento como para que le perdiéramos así”.

“Sé que mucha gente se pregunta sobre las circunstancias que provocaron que ya no estuviera en la banda, pero no vamos a hablar de ello, porque prefiero recordar su legado. Él ayudó a crear este grupo y todos hemos luchado por seguir ahí fuera con ella y mantenerla avanzando”.

“Solo el hecho de que no está aquí, aún... Aún no puedo creerlo”, finalizó Corey.

RockFM