Jerry Cantrell (Alice In Chains) recuerda el terrible concierto que dio "por culpa" de Eddie Van Halen

El guitarrista de Alice In Chains no pudo soportar la presión y dio "el peor concierto de su carrera"
Jerry Cantrell (Alice In Chains) recuerda el terrible concierto que dio "por culpa" de Eddie Van Halen

Tiempo de lectura: 2’

El guitarrista de Alice In Chains, Jerry Cantrell, ha recordado, en declaraciones para Gibson TV, el momento en el que dio "el peor concierto de su historia" por la presión que le provocó abrir para Van Halen. Aparentemente, el legendario guitarrista habría estado muy pendiente de la actuación de la banda.

"Me estaba preparando para salir al escenario abriendo para su banda", recuerda el hacha. "Y él estaba ahí, de pie en el lateral del escenario con la que era su mujer, Valerie Bartinelli, a su lado y también con su hijo, Wolfie. Él tenía la guitarra puesta y estaba haciendo algunas escalas y me dijo: '¡Hey tío! ¿Qué tal?'".

"Estaba jodidamente nervioso, así que me acerqué y le saludé. Él fue y me dijo: '¡No te preocupes, todo va a estar bien!'. Y creo que aquel fue el peor concierto que jamás he dado en toda mi vida, porque no podía dejar de pensar que estaba ahí. No me podía concentrar y no veía el momento de que el show se acabara de una vez por todas".

Eso sí, una vez terminó de tocar, Cantrell se relajó y continuó abirendo para Van Halen. Finalmente, además, ambos guitarristas forjarían una amistad que dura hasta a día de hoy.

"Después de aquello todo fue bien. Pero aquel primer concierto me puso de los nervios porque no podía dejar de pensar que Eddie Van Halen me estaba mirando, estaba tocando frente a Van Halen. Al final acabamos haciéndonos buenos amigos y siguieron pidiéndonos que saliéramos de gira juntos".

¿Cuándo sucedió todo esto? Seguramente en la gira durante la que ambas bandas tocaron juntas en el año 1991. Cuenta la historia que, al final de aquel viaje, los miembros de Alice in Chains acabaron entrando en el escenario en ropa interior de mujer mientras Van Halen daba su concierto. ¡No cabe duda de que acabaron siendo grandes amigos y, sobre todo, dejaron de ponerse tan nerviosos!

RockFM