¿Es Jimi Hendrix “heavy metal”? Esto es lo que K.K. Downing, pionero del género, tiene que decir

K.K. Downing habla sobre Jimi Hendrix, Black Sabbath o su reacción al escucha a The Kinks
¿Es Jimi Hendrix “heavy metal”? Esto es lo que K.K. Downing, pionero del género, tiene que decir

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista para Sonic Dorms (vía Ultimate Guitar), el guitarrista clásico de Judas Priest y actual líder de KK's Priest, K.K. Downing, ha dado su sincera opinión sobre el sonido de Jimi Hendrix, según él cercano al heavy metal, además de hablar de Black Sabbath, banda pionera del género junto a la Priest.

“Cuando escuché el primer disco de Black Sabbath, me alegré. 'Esto es fantástico, ¡esto es buenísimo!'. Pero no era exactamente lo que estaba escuchando, porque me gustaba mucho el estilo de tocar de Jimi Hendrix”.

“E incluso aunque, en cierto punto, Black Sabbath negó que fueran una banda de heavy metal, yo podía escucharlo, definitivamente, en su trabajo. Era bueno, así que me esforcé desde muy joven para intentar desarrollar, promocionar y mejorar lo que sería, al final, el heavy metal”.

“Blues, blues progretivo, rock, hard rock, heavy rock y heavy metal. Así fue como a nosotros, como Judas Priest, se nos fue etiquetando a lo largo de distintos puntos de nuestra carrera, todo durante la evolución que nos llevó a ser heavy metal. Es un tema muy profundo e interesante”.

Recordando su juventud, el guitarrista también habló sobre Jimi Hendrix y su sonido.

Teníamos todas estas bandas maravillosas para escuchar e ir a ver – Savoy Brown, Ten Years After, Free, Rory Gallagher, la lista no se acababa. Sin embargo, esa no era la música que a mí, personalmente me gustaba”.

“Cuando vi por primera vez a Hendrix en 1967, había mucho más heavy metal en su música para mí, en mis oídos, que en muchas otras bandas de aquel periodo, porque canciones como 'Purple Haze' y 'Foxy Lady'. Esos temas orientados a los riffs y tan pesados, muy atmosféricos, y, para mí, muy emocionantes. Era algo muy importante para mí”.

“Así que cuando lo escuché, y también había algunas cosas de otras bandas del momento e incluso de antes, me puse en el camino. Salí, compré una guitarra – me costó 10 libras- y pensé: 'Quiero ser parte de esto'. Y necesitábamos mucho más porque era muy escaso”.

Otra banda que sorprendió a K.K. Downing fueron The Kinks:

“Había gente como yo por algunas partes en el mundo, seguro, escuchando cosas similares. Y cuando escuché 'You Really Got Me' de The Kinks en 1965, pensé: '¿Por qué me gusta esto? ¿No se supone que es una banda de pop? Tenían canciones en las listas de éxitos todo el rato. ¿Por qué disfrutaba de aquello?”.

“Y después, cuando vi a Van Halen abriendo para Black Sabbath en Birmingham sobre 1979, creo, pensé: 'Eso es lo que me gustaba en 1965', ahora lo tienen todo a favor, con Eddie y los chicos haciéndolo genial”.

“Siempre he confiado mucho en mis oídos y en mi camino en la vida, así como en para lo que creo que vine al mundo, y eso es exactamente lo que hago hoy”.

RockFM