John Fogerty, un directivo y el infierno de los derechos de la CCR

Tienen que pasar 56 años desde su lanzamiento para que pueda volver a tener sus derechos
ctv-vy3-john-fogerty-vanz-kant-danz

Tiempo de lectura: 2’

Como puede que sepas, durante mucho tiempo, John Fogerty se negó a tocar ningún tema de la Creedence Clearwater Revival sobre el escenario. Una vez abandonó el conjunto, algo le impedía volver a tocar aquellos himnos. Fue una conversación con Bob Dylan lo que le hizo cambiar de parecer. El legendario cantautor le dijo que, al ritmo que llevaba, “Proud Mary” sería recordada como una canción de Tina Turner. Al final, Fogerty volvió a incorporar sus antiguos temas en directo pero hay algo que, a día de hoy, aún le falta. 

Aparentemente, un mal trato con la discográfica Fantasy Records y Saul Zaentz, uno de sus directivos en aquel momento, le llevó a quedarse sin los derechos de sus canciones, lo cual conllevó una dura batalla legal. Al final, el artista acabó lanzando 'Centerfield', uno de sus mejores discos en solitario, y volvió a triunfar, pero nunca recuperaría los derechos de sus temas. 

En declaraciones recientes para Ultimate Classic Rock, el artista afirmó que la situación sigue siendo la misma: “Aún no las tengo. Espero vivir lo suficiente como para que, finalmente, vuelvan a ser mías. Es un periodo de unos 56 años, y, de momento, hemos llegado a celebrar el 50º aniversario de “Proud Mary”, así que solo hay que hacer las cuentas. Debería ocurrir dentro de poco”

La historia acabó cuando la Zaentz demandó a Fogerty por el tema “Zanz Kant Danz”, también sacado de 'Centerfield', en el que afirmaba que le difamaba. Además, también le acusó de haber plagiado el “Run Through the Jungle” de la Creedence cuando publicó el tema “The Old Man Down the Road”. Al final, el directivo perdió la demanda por plagio, pero Fogerty se vio obligado a cambiar el título del tema a “Vanz Kant Danz”

A día de hoy, Fogerty tiene seis álbumes en solitario y ha seguido tocando canciones de la CCR, pero ese mal sabor de boca sigue presente: “En cierto momento me di cuenta de que me estaban tratando muy mal y que no estaban pagándome lo que me merecía. En el fondo, quería tener mis propias canciones, eran como mis hijas. Estoy hablando de tener los derechos de las canciones, de su publicación, pero me di cuenta de que Saul me había mentido y de que no iban a poder ser mías. No me iba a permitir que las tuviera”, comentó Fogerty. 

Sin embargo, las cosas no acabaron ahí y Fogerty dejó de hacer música por una sencilla razón: “Aunque él había dejado que los otros miembros de la Creedence se liberaran de su contrato, no hizo lo mismo conmigo. Así que, incluso con Saul poseyendo los derechos de mi música y, además, en ese punto, habiéndome robado todos los ahorros de mi vida y habiéndoselos llevado a un paraíso fiscal, me vi en la posición de tener que darle toda mi nueva música, cualquier nuevo álbum que publicara. Ese fue el motivo por el que dejé de componer”, ha explicado el músico, al que, presuntamente, Saul Zaent también robó los ahorros de su vida de alguna manera y sin consecuencias. 

El directivo falleció en 2014, pero los derechos de las canciones aún no están en el poder de Fogerty. En cualquier caso, el músico siempre recordara este como uno de los peores momentos de su carrera. 

RockFM