Jon Schaffer (Iced Earth) fue disparado con espray de pimienta cuando asaltó el Capitolio estadounidense

Los hechos, de los que se ha declarado culpable, sucedieron el pasado 6 de enero
Jon Schaffer (Iced Earth) fue disparado con espray de pimienta cuando asaltó el Capitolio estadounidense

Tiempo de lectura: 2’

El 6 de enero de 2021 ya queda algo lejos, pero las consecuencias de lo que pasó aquel día aún se hacen notar. Tal y como informa Loudwire, John Schaffer, guitarrista de Iced Earth que asaltó, junto a una turba de partidarios trumpistas, el Capitolio americano a principios de año, habría estado un total de nueve minutos en el edificio y habría salido tras recibir un disparo de un espray de pimienta en la cara.

Toda esta información se ha conocido al hacerse pública la declaración de culpabilidad del guitarrista, que admite haber participado en el asalto para impedir que el Senado americano certificase la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales. Aunque originalmente Schaffer se enfrentaba a seis cargos criminales, gracias al trato al que ha llegado con las autoridades, solo tendrá que asumir el castigo de dos: Obstrucción de un procedimiento oficial del Congreso e Intrusión en terrenos restringidos del Capitolio portando un arma mortal o peligrosa.

La declaración de Schaffer, firmada el pasado mes de abril por el músico y su abogado, explica los detalles de la entrada ilegal del guitarrista en el Capitolio.

“Aproximadamente a las 2:40 p.m., mientras los legisladores y su equipo eran evacuados a localizaciones seguras, Schaffer -todavía vistiendo su gorro de los Oath Keepers (ndr: organización de extrema derecha) y su chaleco táctico, todavía en posesión de su espray para ahuyentar osos- se posicionó al frente de una gran turba que entró a la fuerza a través de las puertas del edificio del Capitolio, que estaban vigiladas por cuatro agentes de policía con equipamiento antidisturbios”.

“Schaffer fue una de las primeras seis personas que abrió paso a través de las dañadas puertas hacia el edificio, obligando a los agentes a retirarse. A medida que la turba iba a avanzando y agentes eran atacados, Schaffer y otros miembros de la revuelta continuaron avanzando mientras hacían gestos agresivos hacia una fila de cinco a seis agentes, que retrocedían intentando mantener una línea de seguridad frente a ellos”.

El documento continua explicando que Schaffer recibió un disparo de espray de pimienta por parte de la policía del Capitolio: “El intento de los agentes fracasó rápidamente, dado que Schaffer y el resto de la turba superaron a los policías, que finalmente acabaron desplegando un irritante químico para dispersar a la gente. Schaffer estuvo entre los que recibieron el impacto en la cara con el agente irritante. Más tarde, salió del edificio, con su espray para osos desenfundado, por las mismas puertas por las que había entrado hacía nueve minutos”.

“Schaffer entró ilegalmente en el edificio con el propósito de influenciar, afectar y vengarse de la conducta del gobierno intentando parar o retrasar el proceso del Congreso a través de la intimidación y la amenaza. Schaffer admite que su creencia de que los resultados electorales eran fraudulentos no es una justificación legal para entrar al edificio del Capitolio y usar la intimidación para influenciar, parar o retrasar el proceso del Congreso”.

Está ahora, por ver, qué ocurrirá con la sentencia al músico.


RockFM