Johnny Cash y el rock

En el 16º aniversario de la muerte de "El Hombre de Negro" recordamos por qué es una leyenda del country y del rock.
JOHNNY CASH y el rock
JOHNNY CASH y el rock
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 3’

El 12 de septiembre del año 2003, Johnny "J.R." Cash dejaba este mundo apenas cuatro meses después de la muerte de su segunda mujer: la gran June Carter. Hoy recordamos por qué es todo un icono para los amantes del country (y los del rock).

El Cuarteto del Millón de Dólares 

Johnny Cash fue testigo de excepción del nacimiento del rock and roll. Así, como suena? Y es que el músico de Arkansas fue uno de los primeros artistas del sello Sun Records de Sam Phillips desde que estampó su firma en un contrato fechado en 1955.

El 4 de diciembre de 1956, el estudio de grabación de Sun Records acogió una jam sesión con Elvis PresleyJerry Lee LewisCarl Perkins y con el propio Johnny Cash. Éste podría considerarse el primer supergrupo de la historia del rock, aunque su nombre no se lo inventaran sus propios miembros, sino un periodista de Memphis que al día siguiente se hizo eco de la grabación con un artículo titulado "Million Dollar Quartet".

Los primeros éxitos de Johnny Cash para Sun Records están a medio camino entre el country y el rockabilly, ya que hablamos de canciones como "Cry, Cry, Cry", "I Walk The Line" (su primer Nº 1 en Estados Unidos) o la celebérrima "Folsom Prison Blues".


La voz de los oprimidos 

Johnny Cash procedía de una familia humilde. Nació en plena Gran Depresión y llegó a trabajar en los campos de algodón de Dyess (Arkansas). Antes de prestar servicios en la Fuerza Aérea en Alemania, trabajó en una planta automotriz de Michigan y tras hacer la "Mili" fue vendedor de electrodomésticos en Memphis hasta que se convirtió en músico "a tiempo completo" con el éxito de "So Doggone Lonesome" y "Folsom Prison Blues".

En 1958 fichó por Columbia Records, grabando clásicos como "Ring Of Fire". Y tras su particular via crucis con las drogas, y tras casarse con June Carter en 1968, Johnny Cash volvió a conectar con los oprimidos del sistema con la grabación de dos discos en directo en las prisiones de Folsom y San Quintín. Después de este nuevo éxito, el 7 de junio de 1969 se estrenó el primer programa de "The Johnny Cash Show" con "El Hombre de Negro" presentando la actuación de Bob Dylan con quien grabó "Girl From The North Country" para el noveno disco del Nobel de Literatura: Nashville Skyline.
 


Segunda juventud y muerte 

Johnny Cash vivió su correspondiente "travesía del desierto" en los ochenta. Su contrato con Columbia Records se extinguió a principios de la década y en 1987 firmó por Mercury siendo ignorado por la crítica, por el público e incluso por su propio sello con quienes grabó su último disco en 1993, justo antes de que ese gurú de la música llamado Rick Rubin convenciera al ya por entonces veterano cantante para que firmara por su propio sello American Recordings, que en aquel tiempo era únicamente conocido por publicar discos de hard-rock y hip-hop. De esta forma, Johnny Cash grabó su primer disco entero solo a guitarra y voz en el salón de su casa, con seis canciones firmadas por él mismo y con hasta siete versiones, incluida una canción que Glenn Danzig escribió expresamente en sólo veinte minutos para "El Hombre de Negro".

En el siguiente lanzamiento, Unchained, de 1996, Johnny Cash contó con Tom Petty & The Heartbreakers como banda de apoyo, también con el bajo de Flea de Red Hot Chili Peppers y versionó el "Rowboat" de Beck y el "Rusty Cage" de Soundgarden. En American III: Solitary Man (2000), Tom Petty y Jeff Lynne colaboraron en el clásico "I Won?t Back Down" del primero, mientras que el bueno de Cash regaló otra versión para la historia: la del "One" de U2. En este sentido, mención aparte merecen las versiones de American IV: The Man Comes Around (2002), destacando sobre manera la del "Personal Jesus" de Depeche Mode y, por supuesto, la del "Hurt" de Nine Inch Nails con su más que sobrecogedor videoclip, premonitorio de su muerte y la de su mujer meses después. Tras sus fallecimientos, se publicaron hasta tres lanzamientos póstumos (Unearthed de 2003, American V: A Hundred Highways de 2006 y American VI: Is Not No Grave de 2010) con los que Johnny Cash volvió a ser aclamado por la crítica, afianzándose como la leyenda que sigue siendo a día de hoy.
 


Raúl Carnicero
(@Raul_Carnicero)

RockFM