Jon Bon Jovi no quería grabar “Living on a Prayer”: “Se lo pedimos de rodillas”

El cantante de Bon Jovi esperaba que el clásico de 'Slippery When Wet' sonara más duro

Tiempo de lectura: 2’

Si hay un productor que destaca a la hora de ayudar a crear clásicos de rock con un sonido comercial, ese es Desmond Child, responsable de temas como “I Was Made For Lovin' You” de Kiss, “Poison” de Alice Cooper o “I Hate Myself for Loving You” de Joan Jett. Sin embargo, a la hora de grabar “Livin' on a Prayer” de Bon Jovi, Child se encontró con cierta resistencia por parte, precisamente, de Jon Bon Jovi, su cantante.

El clásico de 'Slipery When Wet' acabó definiendo el sonido de una generación, pero las exigencias de su cantante pondrían haber resultado en que nunca fuera grabada. Y es que la sensibilidad pop de la canción no terminó de gustarle, en absoluto, al de Nueva Jersey, tal y como ahora recuerda Desmond Child en una entrevista para Rock Pages (vía Ultimate Guitar).

"La canción era majestuosa, te elevaba de una forma en la que, simplemente, exudaba esperanza. Y en ese momento, Jon estaba pensando en hacer un disco que sonara más a hard rock", dice el productor.

"Así que cuando escribimos la canción, él estaba un poco... la canción es un poco sentimental. Es un poco suave, y dijo: 'Esperaba que pudiéramos tocar rock más duro'. Y Richie Sambora y yo -literalmente- nos pusimos de rodillas y le suplicamos que la grabara. Quiero decir, medio en broma, pero también medio en serio. '¡Sólo grábalo! A ver qué pasa...'".

Por supuesto, la apuesta le salió a la perfección:

"En cuanto empezaron a grabarlo... ¡Magia! Y todo el mundo lo sintió, y no hubo forma de volver atrás. La canción tiene vida propia. De verdad que la tiene. Tanta gente y tantas generaciones conocen la canción. A veces ni siquiera saben de dónde viene o quién es el artista. Es una de esas canciones".

Las consecuencias de la grabación de este tema han llegado hasta nuestros días. De hecho, el tema sonó más esperanzador que nunca hace dos años, cuando el mundo, de repente, se paralizó, tal y como recuerda Child.

"Es conocida en todo el mundo. Y fue tan conmovedor cuando toda la ciudad de Chicago empezó a cantar 'Livin' On A Prayer' a través de sus ventanas para escucharse durante la COVID. Eso me llegó al corazón. Y lo que me encanta de ir a ver a Bon Jovi es que allí ves a gente de muchas generaciones".

"Verás a los bebés a hombros, ya sabes, con los auriculares puestos, y sus padres están allí bailando con sus puños en alto. Y luego están los abuelos. Los bisabuelos están allí. Gente muy mayor, gente de todos los colores está allí, ya sabes, de todas las clases sociales".

"Y cuando tocan 'Livin' on a Prayer', que es siempre la última canción, nadie puede irse hasta que la escuche. Se pueden quedar allí hasta medianoche si es necesario. Nadie se irá. Y cuando cantan esa canción, encienden las luces. Ni siquiera se oye a la banda que la toca porque todo el mundo canta y grita".

RockFM