Jon Schaffer fue "atacado con heces y orina" tras su arresto por el asalto al Capitolio americano

El asalto al Capitolio podrían suponer para el guitarrista entre 10 y 20 años de cárcel
Jon Schaffer fue "atacado con heces y orina" tras su arresto por el asalto al Capitolio americano

Tiempo de lectura: 2’

El guitarrista de Iced Earth, Jon Schaffer, afirma haber pasado "dos meses de infierno" en la cárcel tras ser detenido por su participación en los disturbios del 6 de enero en el Capitolio.

El pasado viernes 23 de julio, el Indianapolis Star ha publicado un relato detallado basado en los informes de incidentes de la cárcel del condado de Marion, que revelan que Schaffer fue mantenido en "segregación administrativa" después de ser detenido por las fuerzas del orden en Noblesville, Indiana, el 17 de enero, debido a su alto estatus. Vía Blabbermouth.

Aunque Schaffer no tuvo contacto con otros reclusos mientras estaba en su celda o realizando actividades recreativas, según un portavoz de la Oficina del Sheriff del Condado de Marion - custodio de la cárcel -, ni nunca fue sacado de dicha segregación administrativa, su abogado afirma que fue objeto de amenazas de muerte y de agresiones con excrementos humanos mientras estaba entre rejas.

"Mi cliente, que se presume inocente, acaba de pasar por dos meses de infierno en los que otras personas le arrojaban heces y orina y le amenazaban de muerte en una situación horrible", dijo el abogado de Schaffer a un juez federal en marzo, durante la audiencia de detención de Schaffer en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Columbia. "Es una vergüenza, juez, que esto ocurra en nuestro sistema de justicia", añadió Victor.

Schaffer fue sacado de su bloque de celdas el 7 de marzo después de que dijera que "temía por su seguridad personal", según un ayudante de la Oficina del Alguacil del Condado de Marion. Schaffer informó al ayudante sobre los problemas que tenía con un preso en concreto. Al día siguiente, Schaffer se quejó de que tres reclusos, incluido el mencionado en el informe del 7 de marzo, le estaban amenazando de muerte.

En abril, Schaffer se declaró culpable de su papel en el motín del Capitolio. Como parte del acuerdo de culpabilidad, Jon firmó un acuerdo de cooperación con el gobierno.

Aunque en un principio se acusó a Schaffer de seis delitos, entre ellos participar en un acto de violencia física y apuntar a la policía con un spray para osos, solo se declaró culpable de dos cargos: obstrucción de un procedimiento oficial del Congreso y allanamiento de terrenos restringidos del Capitolio estando armado con un arma mortal o peligrosa. El primer cargo se castiga con hasta 20 años de prisión, mientras que el segundo conlleva hasta 10 años de cárcel.

Según la CNN, los fiscales y los abogados de Schaffer acordaron recomendar que reciba entre tres años y medio y cuatro años y medio de prisión, en función de lo fructífera que sea su cooperación con el gobierno.

El gobierno acordó no oponerse a la liberación de Schaffer durante la fase de sentencia.

Como parte del acuerdo de culpabilidad, Schaffer aceptó cooperar con los investigadores y testificar potencialmente en casos penales relacionados, según la CNN. A cambio de la ayuda de Schaffer, el Departamento de Justicia podría instar al juez a ser indulgente durante la sentencia.

Como parte del acuerdo, el Departamento de Justicia se ha ofrecido a patrocinar a Schaffer para el programa de protección de testigos.



RockFM