El juez “no ha encontrado pruebas” de que Soundgarden esté quedándose con los royalties de Vicky Cornell

La demanda contra los miembros supervivientes de Soundgarden comienza a esclarecerse
El juez “no ha encontrado pruebas” de que Soundgarden esté quedándose con los royalties de Vicky Cornell

Tiempo de lectura: 3’

Según informa Billboard (a través de Blabbermouth.net) una jueza federal en Washington ha recomendado al tribunal que desestime dos de las seis acusaciones de Vicky Cornell, viuda de Chris Cornell, contra los miembros supervivientes de Soundgarden.


La jueza del distrito, Michelle Peterson, ha dicho que no hay pruebas suficientes de que la banda esté apropiándose indebidamente de “cientos de miles de dólares” de la parte de los derechos de autor de Chris Cornell ni de que el mánager de la banda no esté trabajando mirando por los intereses de la viuda.


La decisión final, sin embargo, será tomada por el juez Robert S. Lasnik.


Cornell fue encontrado muerto en su cuarto en el hotel MGM Grand Detroit en mayo de 2017 tras un show de Soundgarden. Su cuerpo fue encontrado poco después de que hablara con su mujer articulando mal por teléfono. Su muerte fue declarada como un suicidio.


Como puede que ya sepas, esta batalla legal se remonta a diciembre de 2019, cuando Vicky acusó a la banda de no pagarle cientos de miles de dólares en concepto de derechos de autor que se le debían a su familia. Además, los miembros de la banda también querían acceder a siete grabaciones de audio que Chris dejó antes de su muerte para publicar un último disco de Soundgarden, cosa que ella les negó.


Por su parte, Kim Thayil, Matt Cameron y Ben Sheperd también demandaron a Vicky acusándola, de lo que aquí sería, más o menos, el equivalente a injurias y calumnias. Además, los miembros de la banda también alegaron que Cornell y su familia habían utilizado el dinero recaudado por el concierto benéfico "I Am The Highway: A Tribute To Chris Cornell" para "propósitos personales tanto para ella como para su familia".


El equipo legal de Cornell, por su parte, amenazó a los miembros de la banda de volver a demandarles si no retiraban su acusación, presuntamente falsa, sobre el concierto.


Hace unos meses, la Rolling Stone reportó que Cornell piensa, una vez más, demandar a la banda, afirmando que ha recibido "una oferta malciosamente baja" por su parte de los derechos de autor de la banda. Según los documentos consultados por la revista, la banda recibió una oferta de una tercera entidad, de la que no se ha desvelado el nombre, por todo el catálogo de la banda. Por él, les ofrecieron unos 16 millones de dólares. Según Cornell, la banda le habría ofrecido, a cambio de su parte de los derechos de autor heredados de su marido, la "maliciosa cantidad de menos de 300.000 dólares".


El abogado de Vicky, Marty Singer, le dijo lo siguiente a la Rolling Stone: "La afirmación de la banda de que esta disputa, por algún motivo, no es económica, es absurda e hipócrita. Por supuesto, esto va sobre dinero y sobre su codicia".


La demanda también revela que Cornell le había ofrecido al resto de la banda 21 millones de dólares por sus derechos del catálogo, aunque ellos rechazaron esta propuesta, según Singer, "no porque quisieran preservar el trabajo de su vida, sino porque saben que sacarán aún más dinero de la explotación futura de la música que Chris compuso y de la leyenda que creó (y que ha llenado sus bolsillos durante años)".


Un representante de la banda le dijo lo siguiente a la revista: "Los miembros supervivientes de Soundgarden le hicieron una oferta a los herederos de Chris Cornell hace cuatro meses, calculando el valor de la misma a través del experto tasador Gary Cohen".


"Desde entonces, los miembros de la banda han continuado intentando apaciguar las disputas con Cornell y, en sus varios esfuerzos por llegar a un acuerdo, los miembros han hecho ofertas que ascienden a múltiples veces la cantidad calculada por Cohen. Esta disputa nunca ha sido por dinero para la banda. Este es el trabajo de su vida y su legado".


Cornell le pide al juez que determine un precio por su parte de los derechos de autor que no esté solo basado en las grabaciones de Soundgarden, sino también en futuras ventas de merchandising, posibles tours con un nuevo cantante, posibles actuaciones con un holograma y, por último, "por interpretaciones deep fake (ndr: reconstruidas por ordenador simulando la voz del difunto cantante) de la voz de Chris, extraídas de grabaciones existentes, por parte de una inteligencia artificial que pudiera crear nuevos hits de Soundgarden".



RockFM