Keith Richards (The Rolling Stones) desvela la verdadera historia de "Satisfaction" y "Jumpin' Jack Flash"

"(I Can't Get No) Satisfaction" y "Jumpin' Jack Flash", dos temas míticos de los Stones, por fin tienen su historia
Keith Richards (The Rolling Stones) desvela la verdadera historia de "Satisfaction" y "Jumpin' Jack Flash"

Tiempo de lectura: 2’

En una entrevista de archivo publicada recientemente por Guitar World, Keith Richards desvela la verdadera historia de dos de los temas más emblemáticos de The Rolling Stones, "(I Can't Get No) Satisfaction" y "Jumpin' Jack Flash". Ambas canciones tienen varias curiosidades que, sin duda, muy poca gente conoce.

Sobre "Satisfaction", Keef ha comentado lo siguiente:

"Cuando compuse la canción, no pensé en ese riff en particular como un gran riff de guitarra. El tema acabó tomando forma en RCA, cuando Gibson me regaló uno de sus -entonces- nuevos pedales de fuzz".

"Originalmente, esa parte de guitarra estaba pensada para un instrumento de viento. La versión de Otis Redding, de hecho, es probablemente más cercana a mi concepción original de la canción. Está pensada, obviamente, para ser tocada en un viento".

"Lo que pasa es que cuando me llegó aquel pedal al estudio dije, 'Oh, esto es bueno. Tiene algo de sustaine, así que puedo usarlo para ir pensando cómo sonará la línea de viento'. Así que dejamos la canción lista y nos fuimos de gira de nuevo. Dos semanas después la escucho en la radio y pienso, '¡No! ¿Qué han hecho? Eso es la demo'. Y ellos me dijeron, 'No, es un hit'. Al menos Otis la grabó bien, nuestra versión es una demo del tema que sacó él".

Otro éxito un poco posterior, el "Jumpin' Jack Flash" de 1968, también tiene sus curiosidades:

"'Jumpin' Jack Flash' viene de este tío, Jack Dyer, que era mi jardinero, un viejo colega inglés. Mick Jagger y yo estábamos en mi casa en el sur de Inglaterra. Habíamos estado despiertos toda la noche y el cielo empezaba a ponerse gris. Estaba comenzando a llover, si no recuerdo mal":

"Mick y yo estábamos ahí sentados y, de repente, Mick levanta. Escuchó unas pisadas muy contundentes, como de unas botas de goma -slosh, slosh, slosh- al otro lado de la ventana y me dijo, '¿Qué es eso?'. Yo le contesté, 'Oh, ese es Jack. Es Jack el Saltarín' (Jumpin' Jack). Teníamos mi guitarra en una afinación abierta y comencé a hacer el tonto cantando 'Jumpin' Jack'... y Mick dijo, 'Flash'".

"Se acababa de espabilar y, de repente, teníamos esta maravillosa frase, así que la terminamos juntos".

"En el disco, toqué una Gibson Hummingbird acústica, afinada o en Mi abierto o en Re abiero con un capo. Después, añadí otra acústica sobre ella, pero con la afinación de Nashville, como si fuera una guitarra de 12 cuerdas pero sin las octavas graves".

"Aprendí a hacer eso de alguien de la banda de George Jones en San Antonio en el 63. Resulta que tocamos juntos en la World Teen Fair. Este chico en una Stetson y con botas de vaquero me enseñó hacerlo con las distintas cuerdas. Siempre he ido aprendiendo de otras personas".

RockFM