King Diamond se sincera sobre cómo Kiss le quiso demandar: “No fueron los primeros en llevar maquillaje”

El legendario cantante tuvo que enfrentarse a amenazas por llevar maquillaje sobre el escenario

Tiempo de lectura: 2’

No son pocos los músicos que se suben maquillados al escenario. La pintura facial es un recurso más o menos común -pero efectivo- en el mundo del rock. Uno de los maquillajes más emblemáticos es el que King Diamond, que lleva más de cuatro décadas triunfando tanto en solitario como con Mercyful Fate.

Sin embargo, si hay alguien a quien le gusta hacer de su marca personal una marca comercial, ese es Gene Simmons. No es ninguna sorpresa, por lo tanto, que en su momento, el de Kiss amenazara con demandar a Diamond por, presuntamente, plagiar su imagen registrada.

Ahora en una nueva charla que transcribe Ultimate Guitar, Diamond ha explicado que no tiene nada en contra de Simmons y que, pese a todo, tampoco le ha llegado a conocer nunca en persona.

"No, no lo he hecho. Creo que sería muy divertido. No tengo ninguna cuenta pendiente con él. Hay muchas razones por las que esto sucedió: habían dejado de maquillarse por esta época, pero aún tenían los derechos de autor del look. Nunca me influenciaron, mis influencias eran Peter Gabriel y Alice Cooper”.

"Les dije: 'No tengo mucho dinero por el que podáis demandarme, pero vosotros tenéis mucho dinero por el que otras personas os pueden demandar'. No fueron los primeros en maquillarse. Nunca llegó a ser una demanda, sólo un momento tenso”.

Hablando de inspiraciones, Diamond también ha desvelado cuál es la banda que más se siente orgulloso de haber inspirado: "Hay muchas, pero tiene que ser Metallica. Son la mayor banda de metal del mundo, y que se inspiren y versionen algunas de nuestras canciones es un gran honor. Lars me llamó desde su estudio y me dijo: '¿Quieres oír algo nuevo?' Y me puso su medley Mercyful Fate y me dijo que iba a estar en un álbum. Quedé impresionado. También lo hemos tocado unas cuantas veces con ellos”.

Además, Diamond ha recordado cómo fue su último encuentro con Ulrich:

"Vino a mi hotel en 2019 cuando estábamos de gira. Fue justo al final, en Acción de Gracias, y tenía una gran cena familiar, así que no pudo venir al concierto. Volví al hotel después del concierto y me estaba desmaquillando”.

“Mi mujer me llamó: 'Oye, Lars está al teléfono'. Le dije: '¡No! ¿A esta hora?', pero era él. Me preguntó cómo iba el concierto y me dijo que si no estaba haciendo nada se pasaría por el hotel. Así que se presentó en mi hotel y hablamos durante unas horas, simplemente sobre su familia y cómo están creciendo sus hijos. Es un gran tipo, la misma persona increíble que conocí en 1984".

RockFM