Kirk Hammett dejó que le "robaran" sus canciones porque se sentía culpable por unirse a Metallica

Declaraciones de Kirk Hammett (Metallica) para Loudersound
Kirk Hammett dejó que le "robaran" sus canciones porque se sentía culpable por unirse a Metallica

Tiempo de lectura: 2’

Durante una entrevista con Loudersound, Kirk Hammett ha hablado sobre lo difícil que fue unirse a Metallica y dejar su anterior banda, Exodus, en 1983, y ha recordado que el conjunto se acabó quedando con algunas de sus canciones.

Kirk fue uno de los fundadores de Exodus en 1979 y dejó la banda dos años antes de que se publicara su primer álbum, 'Bonded By Blood' (1985). Sin embargo, el guitarrista ya había oído hablar de James Hetfield y Lars Ulrich antes de entrar al conjunto.

"Les vi en un flyer. El cantante de Exodus, Paul Baloff había ido a verles a su primer concierto en el Área de la Bahía de San Francisco. No recuerdo donde fue, pero recuerdo que me dijo: 'Son muy guerreros, tenemos que ir a verles'".

"Y después lo cierto es que tocamos con ellos. Nosotros abrimos el show y después ellos vinieron y hicieron un gran espectáculo. Después fue el turno de una banda local, Laaz Rockit, y todo el mundo se fue", relata el guitarrista, que nunca se olvidará de cómo fueron sus primeras impresiones de Metallica.

"Lo he dicho antes y lo sigo diciendo, siempre pensé que eran muy buenos, pero que serían mucho mejores conmigo. En aquel momento Exodus estaba viviendo algunos cambios. Echamos al bajista y trajimos a otro, había una dinámica diferente en la banda".

"Por algún motivo u otro, no estábamos ensayando. No sé si Paul Baloff estaba haciendo algo en aquel momento. Estábamos en una especie de punto muerto cuando me uní a Metallica", recuerda el guitarrista, que recuerda exactamente lo que estaba haciendo cuando le llamaron.

"Fue el 1 de abril, justo en el April Fool's Day, y estaba sentado en el retrete. Me llamó el ingeniero de Metallica, Mark Whittaker y, después de cogerlo, no me lo podía creer. Pensé que era la broma de ese día. Un par de días después, me llegó una grabación suya, pero ya tenía su demo y me conocía dos tercios de los temas que me habían mandado", explica.

"Se lo dije a los chicos de Exodus y estaban enfadados. Tanto que recuerdo que Paul me echó una cerveza en la cabeza. Me dijo: 'No puedo creer que estés haciendo esto, Kirk' y me la derramó por encima. Yo solo recibí".

Sin embargo, Hammett ya no se siente culpable por haber dejado la banda y, además, ha desvelado algo que nunca antes había dicho sobre su anterior banda: "Me sentí mal, sí, pero también les dejé mucha música. Muchas de las canciones que compuse acabaron en su primer disco y han grabado otros temas que nunca llegaron a entrar. Nunca dije nada por la manera en lo que lo dejé, siempre me sentí mal con ello. Pero bueno, ya no es algo que me suceda...".

RockFM