Kirk Hammett (Metallica) se sincera las secuelas de su oscuro pasado: “Tengo ansiedad y me deprimo"

El legendario guitarrista de Metallica recuerda que su infancia distó mucho de ser la que un niño debería tener
Kirk Hammett (Metallica) se sincera las secuelas de su oscuro pasado: “Tengo ansiedad y me deprimo"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Backstaged: The Devin in Metal Podcast (transcrita por Ultimate Guitar) el guitarrista de Metallica, Kirk Hammett, ha recordado los días más oscuros de su infancia y las consecuencias que ha tenido para él a largo plazo, además de afirmar que la música fue lo que verdaderamente le salvó la vida en aquel momento.

“Tuve una infancia muy mala. Experimenté un montón de oscuridad al principio de mi vida, algo a lo que probablemente no debería haber estado expuesto”, comenzó explicando Hammett.

Me pasaron cosas desafortunadas cuando era un niño. Esa oscuridad de la vida real me llegó demasiado pronto en mi vida”, afirma. “Básicamente, tocar la guitarra y la música salvaron mi vida. Fue una especie de terapia para mí. Me hizo sentir mejor cuando sabía que no estaba muy bien”.

“Y era demasiado joven. No entendí por qué me estaba sintiendo muy bien. Y no sabía que esto era por las circunstancias y situaciones. No lo entendí”.

“Solo sabía que tocar la guitarra me ayudaba a sentirme mejor y me calmaba de chaval, de adolescente y como adulto, hasta a día de hoy. Quiero decir, tengo mucha ansiedad y tiendo a sufrir depresión, como la mayor parte de la gente. Mi guitarra me ha ayudado a lo largo del tiempo”.

“Una buena canción de heavy metal es como una buena película de terror. Es intensa, impredecible. Comparte mucho de esa sensación, de las cosas más oscuras en la vida...”, prosigue Kirk Hammett.

“Tu cerebro recibe esa misma sensación. Como yo, hay un montón de gente para la que, cuando escuchan esa oscuridad, esa penumbra, es catártico”.

“Te sientes bien, ¿sabes? Sientes como que puedes llegar hasta las partes oscuras y experimentarlas sin hacerlo realmente”.

El padre alcohólico de Kirk Hammett

Hace 20 años, en 2001, Kirk Hammett ya habló, en una entrevista con Playboy, de lo terrible de su infancia:

James Hetfield viene de un hogar que estaba roto, y yo vengo de un lugar que estaba roto, y cuando me uni a la banda, nos unimos más por aquello”.

“Abusaron de mí de niño. Mi padre bebía mucho. Nos reventaba a leches y a mi madre. Me hice con una guitarra y, en cuanto cumplí 15 años, raramente salía de mi cuarto”.

“Recuerdo tener que empujar a mi padre lejos de mi madre cuando él la atacó un día, cuando cumplí 16 años. Se dio la vuelta y me empezó a pegar a mí”.

“Un día mi padre simplemente se fue. Mi madre estaba teniendo problemas para mantenernos a mí y a mi hermano. Definitivamente he canalizado mucha ira en la música”.

RockFM