Kirk Hammett (Metallica) se sincera sobre el 'Black Album': "Enter Sandman nunca me pareció un hit"

El guitarrista de Metallica explica cómo se sintió cuando escuchó el 'Black Album' por primera vez
Kirk Hammett (Metallica) se sincera sobre el 'Black Album': "Enter Sandman nunca me pareció un hit"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista para el programa "Icons" de GibsonTV, el guitarrista de Metallica, Kirk Hammett ha hablado sobre su carrera y, más concretamente, sobre cómo fueron sus sensaciones cuando escuchó el 'Black Album' por primera vez. Como puede que sepas, Hammett es parte de Metallica desde 1983 y, antes de entrar a formar parte de este conjunto, militó en las filas de Exodus.

En esta entrevista, que cuenta con metraje de archivo, en los que hay fotos y vídeos inéditos, Kirk viaja por sus 37 años de carrera al frente de las seis cuerdas de Metallica. Desde su primera guitarra, hasta la grabación de sus mejores discos, pasando por episodios tan duros como la muerte de Cliff Burton. Sin embargo, uno de los mejores momentos de su carrera llegó con la salida de 'Metallica', también llamado 'Black Album', en 1991.

"El productor Bob Rock vino a los ensayos del disco y nos dijo, 'Nadie nunca ha capturado vuestra verdadera fuerza en cinta o vinilo'. Pensé sobre ello y llegué a una conclusión, 'Tiene algo de razón. Todavía no hay una canción grabada que capture la energía y la fuerza que transmitimos cuando tocamos en directo'. Esa era su meta. Y, hasta cierto punto, recordando los discos que grabamos con él, es cierto que capturó mucha energía en el estudio".

"Su manera de grabar con nosotros era radicalmente distinta a nada que hubiéramos hecho antes. Que estuviéramos todos nosotros tocando juntos en el mismo cuarto para grabar las baterías fue un hito, porque, en el pasado, solo se quedaba James Hetfield. Y, honestamente, al final nos quedamos con la idea de que, cuando estábamos todos tocando juntos, Lars también lo hacía mejor. Sin duda, esa técnica de grabación demostró que ese era el caso".

"La primera vez que la escuché en la radio", continúa Kirk Hammett, "me quedé impresionado por lo bien que sonaba. Porque, por ejemplo, 'One', del '...And Justice for All', también sonaba muy bien en las ondas y en la MTV, aunque estaba comprimida de cojones. Sin embargo, había algo en el 'Black Album' que hizo que todos los temas dieran un salto de calidad en la radio".

"Quizás es porque hay mucha presencia en la batería. No sé, pero cada track que suena en la radio subió el nivel. Para mí, ese es el factor que me lleva de vuelta al álbum, suena genial cada vez que lo escucho en la radio".

"'Enter Sandman' nunca me pareció un hit. Ninguna de estas canciones me parecían posibles hits. Me parecían muy buenas, concisas y con grandes periodos, tanto en la parte heavy como en la melódica. Sin embargo, no me podía creer que el disco fuera a vender de la forma en la que lo hizo. No pensé que pudiera ser verdad. De hecho, tenía una apuesta con nuestro tour manager. Él me dijo, 'Va a vender seis millones de unidades para el año que viene por estas fechas'. Y yo le dije, 'Te daré mi Porsche 911 Carrera si eso pasa'. ¿Y sabes lo que pasó? Adivina. Sí, le tuve que dar mi Porsche 911 Carrera".

"Creo que Bob es un gran productor e ingeniero. Tiene un oído increíble para los sonidos de guitarra y de batería. Algunos de los mejores sonidos de guitarra que he escuchado en mi vida los he conseguido con Bob Rock. Lo que me gusta de él es que siempre está buscando algo. Escucha un sonido o una actuación en directo y la persigue, te hace que la busques, hasta que cree que has llegado a ese punto".

RockFM