Lacuna Coil había anunciado un concierto en streaming, pero nadie se esperaba lo que la banda estaba a punto de hacer

Los fans de los italianos se dividen entre el aplauso y el más intenso enfado ante el comportamiento de la banda
Lacuna Coil había anunciado un concierto en streaming, pero nadie se esperaba lo que iba a hacer la banda

Tiempo de lectura: 4’

El pasado sábado, 27 de febrero, tal y como informa Blabbermouth.net, los italianos Lacuna Coil estaban programados, junto a 130 otras bandas del país, para participar en la iniciativa "L'Ultimo Concerto?" (¿El Último Concierto?), en el que, a través de varios conciertos en streaming, se resaltaría la incertidumbre y el mal estado económico en el que se encuentran las salas de conciertos en Italia, al igual que en España y muchos otros países.

Sin embargo, los acontecimientos dieron un giro inesperado cuando comenzó la emisión de cada uno de estos espectáculos gratuitos. En lugar de tocar, cada uno de los artistas parte de esta iniciativa permaneció de pie y en silencio, sin interpretar nada, para conmemorar que hace un año desde que las salas italianas cerraran por primera vez.

Organizada por KeepOn Live, Arci, Assomusica y Live DMA, esta campaña se anunció el mes pasado, cuando los recintos comenzaron a compartir imágenes de su año de apertura en comparación con las de 2021 junto a un signo de interrogación, haciendo así ver que la pandemia del coronavirus podría representar su cierre definitivo.

Lacuna Coil explicó su participación en la iniciativa en un comunicado publicado poco después del evento virtual del pasado sábado.

"Estabais esperando ver un show en directo, pero nos quedamos parados en silencio. No es una broma pesada. Esta es la situación de las salas de conciertos en Italia. Esos son los sitios donde pudimos conoceros a muchos de vosotros. Con este sabor amargo en nuestras bocas, os pedimos vuestro apoyo. Para ellos, un show en directo sin música no es un show en directo. Una sala de conciertos en silencio, no es una sala de conciertos. Gracias por ser parte de esto, por vuestro apoyo, y por estar ahí en este momento, que podría, con suerte, ser un punto de ruptura. De ahora en adelante, solo queremos hablar sobre nuestro próximo show".

La banda, en su Instagram, añadió lo siguiente: "Para aquellos que nos ven alrededor del mundo, sentimos mucho que no pudierais disfrutar de lo que estabais esperando. Nos quedamos parados en silencio, mostrando nuestro apoyo al sector de la música en directo".

"Por desgracia, las salas de concierto de Italia y del resto del mundo llevan un año cerradas, y no hay ninguna indicación que diga que abrirán en ningún momento dentro de poco. Creemos que esto debería llamar la atención y reconocerse, porque es lo que se merecen, ser consideradas como espacios culturales. Con suerte, esta iniciativa hará que todo el mundo preste atención a esta situación de incertidumbre".

La cantante de la banda Cristina Scabbia, también ha hablado sobre lo ocurrido, explicándoselo, sobre todo, a sus fans de fuera de Italia, algunos de los cuales no habían terminado de entender lo ocurrido el pasado sábado.

"Sé que muchos de vosotros os conectasteis a la web esperando ver un show en directo que no tuvo lugar. Lo que visteis fue un vídeo nuestro entrando a la sala Alcatraz en Milán y quedándonos de pie en el escenario, mirando al club vacío. Lo que hicimos fue formar parte de una huelga italiana y estoy aquí explicándolo en inglés porque muchos de vosotros probablemente no pudisteis leer lo que estaba escrito en la web y no entendisteis que este concierto ya era algo muy rato desde el principio".

"Más de 120 bandas italianas tocando desde diferentes clubs al mismo tiempo era algo que, para empezar, no era demasiado común, sobre todo teniendo en cuenta que tampoco lo promocionamos demasiado, nunca hablamos de ello, nunca compartimos ninguno de vuestros posts y, cuando piensas en nuestro show 'Live From The Apocalypse', de septiembre del año pasado, en ese caso sí que lo hicimos":

"Por supuesto, no podíamos decir nada, porque el propósito de esto era hacer ruido. Así que entiendo vuestra frustración. Entiendo vuestro enfado y, tenéis que creerme, todos los miembros de Lacuna Coil queríamos estar sobre el escenario para dar un concierto de verdad para vosotros. Lo que tenéis que comprender, en cualquier caso, es que no es fácil organizar un concierto, y hay costes detrás de cada evento que son tan altos que no os lo podéis imaginar. Así que la razón por la que hemos realizado esta huelga es para llamar la atención sobre el hecho de que los clubs llevan cerrados un año por culpa de la pandemia y no sabemos cuándo van a volver a abrir. Así que quiero daros las gracias, chicos, porque, incluso con vuestros mensajes de enfado, con vuestra decepción, nos habéis ayudado a gritar aún más alto".

"Algunos de vosotros habéis dicho que es inútil 'atacar' o 'usar a los fans', lo cual es algo que nunca hemos hecho intencionadamente. Pensad en el hecho de que una banda también cuenta con el seguimiento de muchos periodistas, así que vuestros comentarios de enfado están ayudando, aún más, a la escena musical, porque la gente lo verá y se enterará de que la música, sin clubs donde suene en directo, se queda sin una parte muy importante de lo que representa".

"Así que estoy aquí para daros las gracias y para deciros que nos han dolido muchos de vuestros comentarios, pero que sabemos que merecerá la pena. Queremos daros las gracias. Espero poder veros en una sala real, en un show real, dentro de muy poco tiempo. Gracias por entenderlo, os queremos, chicos".

Mientras tanto, también aquí, en España, la industria de la música en directo también lucha por su supervivencia, con movimientos como el de la plataforma Alerta Roja Eventos. Desde este y otros movimientos, se apunta que la apuesta por la cultura es segura, dado que todos los eventos de música en directo, así como de otra clase de actividades culturales, se someten a las más escrupulosas medidas de seguridad.

RockFM