Lars Ulrich (Metallica) explica cómo se sintió cuando se enteró de que James Hetfield había recaído en su alcoholismo

El batería de Metallica se sincera sobre cómo vivió la recaída de James Hetfield en sus adicciones
Lars Ulrich (Metallica) explica cómo se sintió cuando se enteró de la recaída de James Hetfield

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con la revista 'So What!', el batería de Metallica, Lars Ulrich, ha hablado cómo le afectó a él y a sus compañeros la recaída de James Hetfield en sus problemas con el alcohol en septiembre de 2019.

"Un par de días después de haber acabado de grabar 'S&M2', me dijeron que James tenía algunos problemas y que tenía que ir a encargarse de ellos. Nadie en aquel momento sabía qué significaba eso", afirma Lars. "Quiero decir, no sabía que iba a pasar con él, qué iba a pasar con nosotros, qué le iba a suceder al calendario, toda esa mierda. Te sientas a esperar y, obviamente, lo primero que piensas es si él está bien y en qué le ocurrirá. Después, tuvimos que posponer nuestras fechas por Australia. Más tarde, los conciertos benéficos y todo lo dem''as. Ahí empiezas a entender más cosas".

"Hablamos un par de veces. Nos mandábamos mensajes. Entonces empecé a comprenderlo todo un poco mejor. Quiero decir, llevamos cuatro décadas haciendo esto. A veces, te rindes ante los elementos. Es parte del camino y, obviamente, ninguno de nosotros estamos oficialmente casados con los demás miembros, pero los votos que dices cuando contraes matrimonio se pueden aplicar también a una banda. Si llevamos haciendo esto tanto tiempo, eso significa que todos asumimos que iba para largo. Nos queremos, tenemos confianza. Nos ayudamos mutuamente. Lucharemos para ayudarnos. Y, como podemos, seguimos adelante".

"No voy a andarme con mierdas, si recuerdo cómo estaba hace un año, había días en los que era más positivo y otros que bastante menos. A veces me ponía a pensar: '¿Cómo va a funcionar esto?' Y Kirk Hammett y Rob Trujillo y yo, probablemente, comenzamos a hablar y a comunicarnos de una forma más cercana e íntima que nunca antes. Esta mierda nunca es fácil, pero es parte del camino y te toca aprender".

"Somos diferentes los unos de los otros", admite Lars. "Somos gente independiente los unos de los otros. Vivimos nuestras propias vidas y Metallica es lo que nos conecta. Así que, como en cualquier relación fuerte y duradera, hay caminos paralelos. Todos tenemos un recorrido individual y otro como colectivo. Así que es como: '¿Cómo está James, cómo está Lars, cómo está Kirk, cómo está Rob?'. Esa es una de las preguntas, pero luego está la otra: '¿Cómo está Metallica?'. Son cosas distintas, pero lo curioso es que ambas van en paralelo y, más de una vez, acaban confluyendo en las mismas respuestas".

"Mira, no sé qué fue lo que te dijo Kirk ni lo que te comentó Rob. Tampoco he leído la entrevista de James. Es difícil para mí, sin embargo, imaginar que ellos no se sintieran como yo. Lo primero siempre fue: '¿Cómo está James? ¿Estará bien? ¿Conseguirá encontrar las herramientas o lo que necesite para recuperarse?'. Y entonces, al mismo tiempo, también te preguntabas: '¿Cómo me siento ahora? ¿Cómo se siente la banda sobre esto?'. Toda esa clase de cosas".

"Sin embargo, un año después, aquí estamos, todos juntos. James está en un momento muy sano de su vida y la banda también. Obviamente la COVID ha jugado un papel muy importante en todo esto. Ha sido un año raro de cojones, pero bueno, estoy aquí sentado y confío en el estado de Metallica y soy muy optimista con lo que está por venir".

RockFM