Lars Ulrich (Metallica) y su salvaje gira con Ozzy Osbourne: “Apareció en la prueba con el vestido de Sharon"

El batería de Metallica recuerda su primer tour con Ozzy Osbourne
Lars Ulrich (Metallica) y su salvaje gira con Ozzy Osbourne: “Apareció en la prueba con el vestido de Sharon"

Tiempo de lectura: 2’

En su entrevista con Life On The Road, programa presentado por Brian Johnson (AC/DC), que acaba de ver la luz en Internet hace unos pocos días, pese a haber sido grabada y emitida en televisión hace ya algunos años, Lars Ulrich, batería de Metallica, recordó, con cariño, cómo fue su primera y salvaje gira con Ozzy Osbourne, que les acogió bajo su ala mientras los de San Francisco hacían de teloneros.


“Hay tantas historias locas, esos no fueron, precisamente, tiempos glamurosos, que digamos. De hecho fueron difíciles en lo práctico, pero teníamos 19 años y yo era como un niño en un jodida tienda de golosinas. En aquellos días, nunca parábamos lo suficiente como para pararnos a pensar en nada”.


“Solo tocábamos, bebíamos y a otra cosa. A la mañana siguiente, a tocar y a beber de nuevo. Normalmente vivíamos en una pequeña burbuja, en un vacío. Un par de años después, estuvimos abriendo para Ozzy en arenas de toda América durante seis meses”.


“Él estaba convirtiéndose en un gran artista post-Black Sabbath que todavía, obviamente, tenía la reputación de estar ido de la cabeza. Aparecía en el lugar para probar sonido y lo mismo iba vesido con el vestido de Sharon o algo así”.


“Nunca sabías lo que iba a pasar, y eso era muy divertido. Lo que te digo, teníamos 21 o 22 años y tocábamos durante 45 minutos, bajábamos del escenario, abríamos -lo primero- una botella de vodka y salía el artista principal, así que teníamos la oportunidad de ir con la audiencia, conocer gente, pasar el rato... Estábamos viviendo el sueño”.


“Cuando pasaron seis mes desde el comienzo de aquel tour, nuestro mánager vino al último show en Nortfolk, Virginia y tuvimos una reunión en la parte de atrás del bus a las tres de la tarde. Estábamos ahí sentados y nos dice: 'Tengo algo que deciros, chicos'. Y nosotros estábamos como: 'Oh-Oh, ¿qué hemos hecho ahora?'”.


“Y va y nos dice: 'Habéis ganado suficiente dinero como para poder compraros vuestras propias casas'. Y nos quedamos sentados, mirándonos entre nosotros como: '¿Qué? ¡Di eso de nuevo! ¿Qué cojones?'”.


“No podíamos asumir el hecho de que estábamos ahí fuera haciendo lo que queríamos, pasándolo mejor de lo que jamás pudieras imaginar y, al mismo tiempo, nos pagaran por ello. Y recuerdo que Cliff Burton, nuestro bajista, que era un par de años más mayor que nosotros y todavía vivía con sus padres, hasta se emocionó. Estaba ahí parado diciendo: '¡Voy a comprarles una casa a mis padres!'. Fue un momento realmente precioso”.

RockFM