Lars Ulrich reconoce que a Metallica siempre le falta "un 10%" de ensayos: "Estamos en la cuerda floja"

Lars Ulrich ha desvelado uno de los aspectos más desconocidos e íntimos de Metallica en sus conciertos de los útimos años
Lars Ulrich reconoce que a Metallica siempre le falta "un 10%" de ensayos: "Estamos en la cuerda floja"

Tiempo de lectura: 2’

Lars Ulrich ha desvelado uno de los aspectos más desconocidos e íntimos de Metallica en estos últimos años. El batería de la mítica banda ha revelado durante una entrevista para The Eddie Trunk Podcast, cómo llegaron a tomar la decisión de tocar más canciones en sus conciertos. Una decisión con la que han descubierto el placer que supone tocar temas que no habían interpretado sobre los escenarios en más de 10 años. Además, Ulrich ha confesado que al grupo siempre le falta un 10 por ciento de ensayos y que están en la “cuerda floja”.

Cuando tocamos dobles, triples y demás en las ciudades, obviamente nos enorgullecemos de ir a fondo, pero hay canciones: 'Enter Sandman', 'Master of Puppets', 'One', que son los pilares del set. Así que tocar en dos sets fue una especie de desafío que Danny Wimmer (promotor) y su equipo que dirigen estos festivales, cuando vinieron a nosotros hace un par de años. Queríamos hacer algo que nunca se había hecho antes, que era tener un show de Metallica el viernes y domingo del festival, y luego tocaríamos en un 'set único'”, detallaba el batería de Metallica.




"Ahora, un único set obviamente no significa nada, siempre que sea diferente, pero llevamos el desafío hasta el final y no repetimos ninguna de las canciones. Así que supongo que tocamos 34 canciones en el momento en que terminamos, lo cual fue súper divertido. Fue súper divertido, pero te estaría mintiendo si dijera que no fue un desafío. Creo que cualquiera que nos conozca sabe que siempre estamos en la cuerda flojaSiempre nos falta un 10% de ensayos, pero eso también lo hace un poco más...”, confesaba Lars Ulrich.

Esta forma de afrontar los directos y los conciertos les hace estar mucho más conectados entre sí y les hace vivir el momento de una forma mucho más especial: "La energía del momento, te sientes como si estuvieras… en el momento con el resto de los chicos de la banda, con la audiencia. Te hace sentir más vivo, más real, simplemente increíble… Solo estoy diciendo que para nosotros poder salir y tocar diferentes canciones cada noche nos mantiene un poco vigorizados, nos mantiene en el momento”.

"Y creo que es una forma de asegurarse de que no vas con el piloto automático. Pero hubo algunas pérdidas más profundas en el ‘Black Album… Como por ejemplo ‘My Friend of Misery’ que no creo que la hayamos tocado en 10 años. Y después frente a 50.000 personas, es como, increíble… Pero creo que la gente apreció el hecho de que dedicásemos el tiempo necesario para que pudieron ver dos sets completamente diferentes", terminaba explicando el músico.







RockFM