Las cinco mejores actuaciones del Live Aid para celebrar el Día Mundial del Rock

Recordamos cinco de las mejores actuaciones del Live Aid de 1985
Las cinco mejores actuaciones del Live Aid para celebrar el Día Mundial del Rock

Tiempo de lectura: 3’

El Live Aid tuvo lugar el 13 de julio de 1985 y se convirtió en el evento más importante jamás celebrado en la historia del rock. Ideado por el cantante Bob Geldof, este evento incluyó a algunas de las estrellas de la música más grandes de todo el momento en dos grandes conciertos celebrados el mismo día divididos entre el estadio de Wembley, Londres y Philadelphia, más concretamente en el estadio JFK. Ningún gran conjunto del momento faltó a la cita y, de tan emblemático que fue aquel momento, el 13 de julio se convirtió, para siempre, en el Día Mundial del Rock. No cabe duda de que hay una actuación concreta que marcó el festival y otras tantas de las que aún se guardan recuerdos a día de hoy. Sin embargo, es posible que no las hayas escuchado todas. Hoy, para celebrar el Día Mundial del Rock te traemos nuestras cinco actuaciones favoritas del Live Aid.

  • Bob Dylan, Keith Richards y Ronnie Wood

¿Hay algo más épico que ver al mismísimo Jack Nicholson presentar a Bob Dylan y que este, al mismo tiempo, invite a tocar al escenario a Keith Richads y Ronnie Wood de The Rolling Stones? Este trío improvisado nos deja con la boca abierta incluso 35 años después. ¿El tema que eligieron? Seguramente uno de los más conocidos y celebrados de la carrera de Dylan, "Blowin in the Wind".

Sí, es verdad, se hace raro ver a los dos guitarristas estáticos junto a el bueno de Bob cuando siempre hemos estado acostumbrados a verles corretear por el escenario, pero la actuación es tan buena y la ocasión tan épica, que no podemos hacer más que quitarnos el sombrero ante ellos y volver a disfrutar del tema.

  • Phil Collins y Sting (The Police)

Aquel día 13 fue uno bastante complicado para Phil Collins, que tenía que enfrentarse a varias actuaciones el mismo día, tocando diferentes instrumentos, con algunos de los músicos más importantes y destacados de aquella generación y, sobre todo, a miles de kilómetros de distancia la una de la otra.

Y es que el batería, antes de coger el Concorde -el avión más rápido de la época- para viajar de Inglaterra a Estados Unidos en cuestión de horas y "hacer el rídiculo" con Led Zeppelin, se marcó un imponente "Every Breath You Take" con Sting. Cabe destacar, también, que en su paso por Philadephia, el músico, visiblemente sudoroso y cansado, también se marcó una acertada versión de "In The Air Tonight". Lo de Robert Plant y compañía, sin embargo, fue una mancha tan oscura que ensombreció la gran azaña de ese día, en el que el batería y vocalista hizo lo que muchos consideraban imposible.

  • Eric Clapton

En la parte americana del Live Aid, que a veces tendemos a olvidar en detrimento de la inglesa, Eric Clapton apareció para marcarse una increíble versión de "Layla", el tema que firmó con Derek & The Dominos y que narraba su triángulo amoroso con la mujer de George Harrison (The Beatles) hacía ya muchos años. Esta versión, un poco más rápida de lo normal, hizo las delicias del respetable y sigue siendo una de las más acertadas de toda la carrera de músico. ¡Imprescindible!

  • Black Sabbath // The Who

Ver a los miembros originales de Black Sabbath reunirse cuando aún estaban en su "plenitud" siempre es interesante. ¿Fue la mejor actuación de la banda? Ni de lejos. Se nota que Ozzy iba hasta las trancas y que la dinámica no era la de un grupo que ensayase normalmente. Aún con todo, este "Paranoid" tiene que entrar en la lista, puesto que fue algo histórico.

Por otro lado, The Who, separados en aquel momento, también se volvieron a reunir para dar una lección de cómo debe ser un regreso por una noche a todos sus fans. Cuando acabas sonando increiblemente bien, demuestras que sigues en la mejor de las formas y destilas carisma por los cuatro costados, te salen actuaciones como esta. Roger Daltey, Pete Townshend, John Entwistle y Kenney Jones hicieron un gran trabajo digno de ser recordado aquella noche. Genuinamente buena, brillante y precisa, esta actuación se podría llevar, fácilmente, la medalla de plata de aquel día. Te haces una idea de quienes son los primeros, ¿no?

  • Queen

Poco más se puede decir de esto. ¿Fue histórico? Sí, y mucho más. En tan solo 20 minutos, Freddie Mercury y los suyos consiguieron firmar un momento que quedará, imborrable y para siempre, en el imaginario de la cultura moderna y, además, como un momento clave en la historia del rock. Junto, quizás, al concierto de The Beatles en Apple Corps, este es el directo más importante de toda la historia del rock, el show musical que más se ha quedado en la memoria tanto de los que lo vivieron como de los que no.

Probablemente, sin estos 20 minutos, cada 13 de julio no estaríamos celebrando el Día Mundial del Rock. Este, además, fue el pináculo de la carrera de Queen, un momento irrepetible en el que, durante un rato, el mundo entero estuvo pendiente del conjunto inglés. Nada volvería a ser igual, pero la gloria de ese instante permanece viva en los corazones de todos aquellos que lo vivieron y de los que se han interesado por él posteriormente.

Si no lo has escuchado entero y tienes un momento, te recomendamos que lo veas íntegro:

RockFM