Las pasiones de Neil Young

En su 74º cumpleaños, repasamos la vida del legendario músico canadiense con sus obsesiones y contradicciones.
ctv-wpn-neilyoung
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Los tatuajes podrían ser una de las pasiones de Neil Young, pero no... Este fotomontaje del artista Cheyenne Randall pertenece a la campaña de impugnación de las dos cadenas perpetuas a las que fue condenado en 1977 al activista indígena Leonard Peltier por el presunto el asesinato de dos agentes del FBI. Dicha condena se basó sólo en pruebas circunstanciales y el Movimiento Indio Americano (AIM) y Amnistía Internacional siguen pidiendo su perdón cuatro décadas más tarde.

ctv-41x-neil-young-parrafo-1

Un servidor escribe estas líneas con un catarro similar al que casi le impide ver al músico de Ontario hace once años en el primer Rock In Río Madrid. Tenía las entradas y más de cuarenta de fiebre, pero no me lo podía perder... Cuento esto, porque el directo de Neil Young –con fiebre o sin ella- es toda una experiencia... Y sus contrastes se entienden mucho mejor conociendo la vida de su protagonista...

ctv-puy-neil-young-parrafo-3

Y es que hoy cumple 74 años un músico atípico. Hijo del afamado escritor Scott Young, el pequeño Neil llegó a pasar por una docena de colegios tras una crisis matrimonial de sus padres. El actual ecologista reconoce haber hecho explotar una tortuga con un petardo cuando era un niño en Omemme, su localidad natal en Ontario. Allí es donde nació también su prematura obsesión por los coches clásicos (condujo el primero con seis años y comenzó a coleccionarlos a los veinte), pero su primer contacto con “la carretera” lo tuvo ingiriendo alquitrán, después de que un niño le convenciera de que, cuando se acostumbrara, le sabría a chocolate... Muchos años más tarde, en 2007, el bueno de Neil le puso un motor eléctrico a su Lincoln del ‘59 y grabó un documental para concienciar de los efectos del cambio climático.

Y más contradicciones, porque Young afirma escuchar música sólo en sus coches, indistintamente del equipo de música que lleven los mismos. Sin embargo, el canadiense lleva años obsesionado con la calidad del sonido de los actuales soportes digitales. Tanto es así, que llegó a desarrollar su propio reproductor portátil de alta calidad llamado Pono y estuvo a punto de contar con Donald Trump como inversor. No obstante, Neil le dedicó un “Fuck you” al actual presidente de EE.UU. por usar “Rockin’ In The Free World” en sus mítines de campaña y después anunció un nuevo servicio de streaming de alta definición llamado Xstream.

ctv-ude-neil-young-parrafo-2

En fin, genio y figura hasta la sepultura. En el día en el que cumple 74 años podríamos haber hablado de folk y de grunge, de sus polémicas con Lynyrd Skynyrd y con la multinacional Monsanto, de su extensa obra en solitario, de Buffalo Springfield, de Crosby, Stills, Nash & Young, de los Crazy Horse o de sus recientes colaboraciones con Promise Of Real, pero hemos preferido que conozcas algo más del perfil humano de un hombre completo; con sus luces y con sus sombras. ¡Felicidades, Neil! ¡Tu rock and roll nunca morirá!

Por Raúl Carnicero: @Raul_Carnicero 

RockFM