Led Zeppelin: la reunión más desastrosa -con Phil Collins- de una de las bandas más grandes de la historia

Hace 35 años ocurrió lo que nadie pensó que ocurriría nunca
Led Zeppelin: la reunión más desastrosa -con Phil Collins- de una de las bandas más grandes de la historia

Tiempo de lectura: 3’

Hay algo que tenemos que dejar claro: Se necesitó el concierto organizado más grande de todos los tiempos para que ocurriera una reunión de Led Zeppelin.

Ultimate Classic Rock nos sube a una máquina del tiempo para retroceder 35 años y contarnos esta historia. Desafortunadamente, después de la muerte de un miembro clave y cinco años fuera, la banda no estuvo a la altura de las circunstancias el 13 de julio de 1985 en Live Aid en Filadelfia.

Robert Plant, entonces en plena gira detrás de su álbum en solitario 'Shaken 'n' Stirred', fue el primero en ser contactado. El organizador Bob Geldof le pidió originalmente que considerara la posibilidad de actuar con los Honeydrippers. Pero cuando Plant telefoneó a Jimmy Page, la idea de Honeydrippers se abandonó rápidamente. En su lugar, los dos decidieron que sería divertido tocar algún material antiguo de Zeppelin. Una vez que el bajista John Paul Jones se enteró de lo que estaba pasando y pidió ser incluido, la reunión que nadie creía posible de repente parecía inminente.



Sin embargo, hubo problemas antes de que Led Zeppelin llegara al escenario. El asistente de Page, Phil Carlo, dijo: "Robert anunció que no quería hacer 'Stairway to Heaven’. Jimmy me dijo: 'Yo sabía que esto sucedería’. Solo tenemos que jugar este juego toda la tarde hasta que nos levantemos mañana por la mañana, cuando anunciará que lo hará'”.

Al final, una actuación de Queen en un festival hizo cambiar de opinión a Plant, que decidió incluir la icónica canción en el set de la banda. Pero los problemas de Led Zeppelin no habían hecho más que empezar. El batería invitado, Phil Collins, sólo podía entender las intrincadas y pesadas partes del difunto John Bonham. Lo peor es que Plant estaba ronco, la guitarra de Page estaba desafinada y los monitores del escenario estaban estropeados.

"Fue un desastre, realmente", admitió Collins más tarde. "Robert no encajaba con su voz y Jimmy estaba fuera de sí. No fue mi culpa que fuera una basura. Si hubiera podido marcharme, lo habría hecho. Pero entonces todos estaríamos hablando de por qué Phil Collins se marchó del Live Aid, así que aguanté".

"Para cuando llegué allí, el hecho de que estuviera tocando con Robert y Jimmy se había convertido en la Segunda Llegada de Led Zeppelin, John Paul Jones también estaba allí. Jimmy va y dice 'necesitamos ensayar' y yo le contesto: '¿No podemos, simplemente, subirnos al escenario y tocar?'. Así que no preparé nada cuando llegué allí, pero me había estado escuchando 'Stairway to Heaven' en el Concorde. Llegué y fui a las caravanas y Robert me dijo: 'Jimmy Page está dando guerra'. Page, entonces, me gritó: '¡Hemos estado ensayando!'. Yo le dije: 'Vi vuestro primer concierto en Londres, sé cómo van las canciones'. Él me contesta: 'Vale, pues enseñame cómo van'”.

“Así que empecé a tocarla y Page me dice: '¡No, no te la sabes! ¡No va a así!'. Así que me fui a hablar con el otro batería, Tony Thompson, porque ya había tocado con dos baterías y sé que puede ser un desastre, y le digo: 'Vamos a intentar no meternos el uno en el camino del otro y tocar de manera simple'”.

“Thompson, que en paz descanse, había estado ensayando por una semana y yo estaba apunto de eclipsarle -¡el batería famoso había llegado!- y él hizo un poco lo que le dio la gana. Robert, además, no estaba en forma. Si pudiera haberme ido en aquel momento, lo habría hecho, porque sentía que sobraba”.

Led Zeppelin, al igual que todas las actuaciones de ese día, tenía un horario de 20 minutos. Eso significó un set de tres canciones que comenzó con "Rock and Roll", antes de continuar con "Black Dog" y culminar con "Stairway to Heaven". Fueron recibidos con vítores, pero Plant se sintió miserable. "Fue horrible", dijo a Rolling Stone. "Emocionalmente, me estaba comiendo cada palabra que había pronunciado".

El tiempo tampoco curó esta herida en particular. Casi 20 años después del Live Aid, Led Zeppelin se negó a publicar imágenes de su actuación para el DVD oficial del Live Aid.



RockFM