Lemmy Kilmister: el verso libre del rock

Recordamos al carismático líder de Motörhead en el día que se cumplen cinco años de su muerte
Lemmy Kilmister: el verso libre del rock
  • Shutterstock
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Respetado como pocos e influencia básica de cualquier banda de hard rock y metal de las últimas cuatro décadas, Lemmy Kilmister ha sido y será uno de los músicos más queridos en la historia del género.

Arrancó sus andanzas por el universo de la música como "pipa" (ayudante, téncico, hombre para todo...) de Jimi Hendrix en Inglaterra, del cual aprendió dos cosas: "Puedes ser violento, agresivo y a la vez un caballero. En el escenario era un animal del rock, una bestia salvaje, pero luego nos trataba genial a todos los roadies, sin hacer distinciones entre personas aunque estuviese delante el manager o las groupies". "También era un tipo legal. Cuando me mandaba a por ácidos, me regalaba alguno".

En aquellos días, nuestro querido Lemmy no sabía que iba a cambiar el curso de la historia de la música, pero pocos años después, pasaría ser el bajista y vocalista ocasional de una maravillosa locura llamada Hawkwind, donde la ciencia ficción y la genialidad de Dave Brock, sentaron las bases de una banda de culto, de la que Lemmy saldría en 1975 tras dejar una última canción, que a la postre serviría como nombre de su proyecto personal.

Motörhead se convertiría, no sin esfuerzo, en una formación de leyenda. Pura, directa, con un sonido único y con la credibilidad y autenticidad de aquellos que hablan desde el corazón, sin importar las consecencias. Creando la banda sonora de una moral disoluta en la que ser uno mismo y disfrutar de la vida cada día, se convertían en una bandera que inspiró a cientos, miles de bandas a lo largo y ancho del globo en las últimas décadas. Querido y respetado por nombres propios como Metallica o Foo Fighters, el británico cosechó su mayor éxito a inicios de la década de los ochenta, además de lograr hitos como el Grammy Best Metal Performance de 2005.

Sin duda, un tipo hecho a sí mismo que, además de recibir el respeto y admiración de la escena internacional del rock, desmostrando que su legado iba mucho más allá de la música, la cual se quedó huérfana de autenticidad, un día como hoy de 2015. Lo que muchos pensaron que era una broma de mal gusto, terminó siendo un irónico cierre de telón para una de las leyendas más queridas de la historia de la música.

Descanse en Paz, Ian Fraser "Lemmy" Kilmister.

RockFM