El Lemmy (Motörhead) más “intimidante” y su problema con el director de 'Guardianes de la Galaxia'

Mikkey Dee y el actor Jason Green recuerdan cómo fue la interacción entre Lemmy y James Gunn ('Guardianes de la Galaxia')
El Lemmy (Motörhead) más “intimidante” y su problema con el director de 'Guardianes de la Galaxia'

Tiempo de lectura: 3’

Lemmy Kilmister, líder de Motörhead, era un tipo intimidante, tanto que hizo que James Gunn, director de 'Guardianes de la Galaxia', tuviera que descartar un guión a petición del legendario vocalista y bajista.

En una nueva entrevista con Waste Some Time With Jason Green (vía Ultimate Guitar), el batería de Scopions, Mikkey Dee, ha vuelto a hablar sobre su antigua banda, Motörhead, y más concretamente sobre la reacción de la gente al ver a Lemmy en persona.

“No diría que la gente tenía miedo de Lemmy, pero sí que les intimidaba. Provocaba tanto respeto... y además tienes que tener en cuenta la pinta que tenía y la música que tocaba, que eran intimidatorias”, comienza Dee.

“La gente pensaba que era un tío duro de pelar, pero ese no era el caso en absoluto”, confiesa sobre Lemmy. “Era un tipo amigable y muy justo, no permitía que sucedieran mierdas a su alrededor. Si no le gustaba alguien, siempre era por un motivo”.

“Y Lemmy siempre decía: 'Mira, no estoy aquí en la Tierra para ser amigo de todo el mundo'. En lugar de besarle el culo a alguien, le decía: 'Oye, tú y yo no funcionamos bien juntos'. Y así se acababa el tema”.

“Y eso es mucho más directo y honesto de lo que mucha gente que conozcas va a ser, cuando hacen como que son tus amigos pero no lo son, y, básicamente, son malos para ti”, prosigue Mikkey Dee.

“Lemmy podía ver a través de la gente de una forma mágica. Por eso, era muy fácil llevarse con él, aunque creo que la gente se sentía intimidada ante él por un millón de razones distintas”, explica. “Pero es difícil encontrar a un hombre más educado y amable”.

Lemmy y su disputa con el director de 'Guardianes de la Galaxia'

El entrevistador, Jason Green, ha trabajado como actor, guionista y director, llegando a coincidir con Lemmy en algunas de sus aventuras cinematográficas. Por eso, y respecto al tema de la intimidación, ha compartido la historia de la disputa entre el artista y el director de 'Guardianes de la Galaxia', James Gunn.

“Lemmy no era el tipo más fácil de tratar. Queríamos trabajar con él y él tenía la vista puesta en el premio. En aquel tiempo, Alex Guerrero (ndr: antiguo asistente de Lemmy, que fue acusado de intentar estafarle) trabajaba para él y estaba también pendiente”.

“Como mucha gente sabe, Lemmy no conducía. El caso es que conseguimos la canción 'Sacrifice' en esta película, 'Tromeo y Juliet' (1997) y la idea era que Lemmy fuera el narrador”.



“Yo había escrito un borrador, pero del siguiente se encargo un tipo llamado James Gunn, que ahora es uno de los directores y guionistas más exitosos de Hollywood. Creó la película 'Escuadrón Suicida 2' y la franqucia de 'Guardianes de la Galaxia'... pero a Lemmy él no le gustaba”.

“Como ya sabes, a Lemmy le gusta quien le gusta. El caso es que, cuando grabamos la escena, Motörhead iba a tocar en el Roseland Ballroom la misma noche, abriendo para Black Sabbath con Tony Martin. Y yo me llevaba bien con él, ya le conocía, me gustaba su música y hablamos”.

“Pero él quería ser él mismo y tenía sus propias reglas. Le gustaba pasar el tiempo y hablar con una chica encantadora y joven y quería su Jack Daniels cuando aún podía tomarlo. Y en este caso, también quería reescribir el diálogo, y lo hizo. Nadie iba a discutir con Lemmy”, continúa contando el actor.

“Le trajeron a Times Square a mitad de verano y todo el mundo sabía quién era, le pitaban con el coche. Mientras tanto, la gente que estaba grabando no conseguía entender que aquel tipo era una leyenda”.

“Pudes pasarlo mal grabando a Lemmy en el corazón de Times Square en Nueva York... Aquel fue el comienzo de una gran amistad para nosotros”.

“Me invitó a su casa, al apartamento. No quería parecer un fan filpándolo, pero le dije: '¿Te importa si hago alguna foto?'. Eso fue antes de que hubiera teléfonos con cámara”.

“Me enseñó el autógrafo de Hitler que Ozzy le había regalado por su cumpleaños... Era un personaje único, un historiador, y creo que la gente le tenía miedo. Le digo esto a la audiencia porque vosotros ya le conocíais, después era uno de los tipos más encantadores que existían”.

RockFM