“London Calling” o por qué, cuatro décadas después, sigue siendo la canción perfecta para nuestros tiempos

Aunque el tema viera la luz en 1979, su letra sigue de rabiosa actualidad
ctv-rkj-london-calling

Tiempo de lectura: 3’

Te levantas una mañana y te sientas a desayunar. Aún estás en bata -o en pijama- y te preparas un café de sobre mientras atacas algo de bollería industrial mientras pones la televisión o miras el móvil. Entras a Facebook o pones los informativos y, sorpresa, te ves inundado ante una oleada de titulares catastróficos que te generan malestar e incertidumbre. Te esfuerzas en tragar lo que te queda de croissant mientras le pegas un último trago al café, ya frío, para salir pitando al trabajo, si tienes la suerte de tener uno. Mientras te diriges a la oficina, te preguntas, por un momento, qué narices está pasando en el mundo y, en definitiva, qué va a ser de todos nosotros. ¿Merece la pena levantarse de la cama para esto? Pero, madre mía, si los polos se deshielan, las especies se extinguen y los políticos, nacionales y de fuera, hacen de las suyas sin que tú les importes en absoluto. “Cualquier día de estos llega el fin del mundo”, te paras a pensar mientras entras y ves la cara de tu jefe malhumorado mientras te llegan las últimas noticias sobre Reino Unido y el susodicho Brexit.

Retrocedamos, ahora, cuatro décadas en el tiempo. Un buen día, un tal Joe Strummer, cantante de una banda llamada The Clash, se levanta de la cama y, imagino, mientras se hace un café, lee el periódico, luego otro y luego otro. Es un verdadero “friki” de leer las noticias, le gusta estar informado. En la misma mañana, lee 10 titulares diferentes que haban de las miles de plagas y catástrofes que se le vienen encima al mundo. Invadido por un aire de pesimismo, se junta a componer junto a su banda y, juntos, leen otro titular: “El Mar del Norte podría aumentar el caudal del Támesis e inundar Londres”. Nos vamos al garete y, sin embargo, el tiempo sigue pasando. 

Volviendo a casa, Strummer se encuentra junto a su novia en un taxi camino de su apartamento en, irónicamente, el distrito de World's End comentando las noticias sobre la Guerra Fría, la posible inundación y todas las maneras en las que al final iban a morir. Poco después nace una canción cuyo título, apropiadamente, estaba basado en los mensajes de la BBC durante una de las épocas más oscuras de la historia de Inglaterra, la Segunda Guerra Mundial. 

Al final, toda la banda se reune y, cada uno poniendo su granito de arena, firman “London Calling”, tema que le acabaría dando título al disco homónimo -una obra maestra que lleva el punk un paso más allá de los guitarrazos, integrando todos los estilos que sonaban en el Londres de los '70- que vio la luz en 1979 y que se grabó poco después de que la banda volviera de una corta gira americana. Su letra habla de catástrofes, muerte y guerra. Londres se inunda, pero no pasa nada, porque Strummer vive cerca de río. Lo cierto es que su apartamento, estar elevado, le hubiera impedido ahogarse si eso hubiera llegado a pasar. 

“London calling to the faraway towns
Now war is declared and battle come down
London calling to the underworld
Come out of the cupboard, you boys and girls

London calling, now don't look to us
Phony Beatlemania has bitten the dust
London calling, see we ain't got no swing
Except for the ring of that truncheon thing

The ice age is coming, the sun is zooming in
Meltdown expected, the wheat is growin' thin
Engines stop running, but I have no fear
'Cause London is drowning, and I, I live by the river

London calling to the imitation zone
Forget it, brother, you can go it alone
London calling to the zombies of death
Quit holding out and draw another breath

London calling and I don't want to shout
But when we were talking I saw you nodding out
London calling, see we ain't got no high
Except for that one with the yellowy eye

The ice age is coming, the sun is zooming in
Engines stop running, the wheat is growin' thin
A nuclear error, but I have no fear
'Cause London is drowning, and I, I live by the river

The ice age is coming, the sun is zooming in
Engines stop running, the wheat is growin' thin
A nuclear era, but I have no fear
'Cause London is drowning, and I, I live by the river

Now get this

London calling, yes, I was there, too
And you know what they said? Well, some of it was true!
London calling at the top of the dial
And after all this, won't you give me a smile?

I never felt so much alike alike alike”

Volvemos al presente, los polos se deshielan, la tensión internacional vuelve a estar en las portadas de todos los periódicos, ahora digitales, parece que Inglaterra se acabará marchando, finalmente, de la Unión Europea, y Greta Thunberg con su lucha contra el Cambio Climático y Donald Trump se ha convertido en otro gran símbolo que une y divide a partes iguales. ¿Se acabará el mundo al final? ¿Vienen todas las pestes prometidas? No lo sé, pero, si llegan, quiero que me pillen cerca del río y escuchando a The Clash. 

RockFM