¡Los 5 adolescentes de Pontevedra que quieren cambiar la historia del rock!

Su nombre es Furious Monkey House y, con sus profesores de música, se van de gira por toda España
ctv-vov-furious-monkey-house-2

Tiempo de lectura: 2’

Gran parte de los artistas de su generación encontraron sus musas creativas mientras jugaban al Fortnite, stalkeabana alguien en Instagram o veían a su youtuber favorito pasarse una pantalla. Furious Monkey House encontraron a sus musas ensayando y tocando en directo, como vienen haciendo desde hace más de un lustro.

Estos cinco años de vida del proyecto han forjado a fuego la identidad sonora del último gran bastión del rock millennial español: ese que consigue pasar por encima de las tendencias y rinde pleitesía a un rock de guitarras que va del grunge al rock alternativo o el emocore melódico de los ’90, con guiños que recuerdan a Nirvana, Veruca Salt, Placebo, Smashing Pumpkins, Sleater-Kinney, Yeah Yeah Yeahs, These New Puritans, Klaxons o Silverchair, entre otros, pero que también consigue proyectar marcas de agua absolutamente suyas.

Cuatro años y varias decenas de conciertos después de la publicación de 'Run' a finales de 2015, el mismo vértigo que da el ver en directo al septeto pontevedrés que capitanean cinco músicos nacidos en este corriente siglo, es el que se impone en 'Love, Scum & Dust', que ve la luz a bajo el sello de Universal Music Spain: once canciones en las que el combo gallego abandona la categoría de ‘promesa’ del circuito para pasar a ser una realidad de la primera línea del rock de guitarras estatal.

En 'Love, Scum & Dust' grabado en Estudios Bonobo y Planta Sónica entre diciembre de 2017 y agosto de 2018 con Iago Lorenzo, Pancho Suárez de Lis y Gonzalo Maceira a las labores de producción, Furious Monkey House no le temen al rock en la era del reggaetón, pero también demuestran que son mucho más que eso.

 Desde los primeros segundos de ansiedad y angustia que suenan en “Run, Bruno, Run!” hasta los últimos de “Rats & Wolves”, el combo gallego se anima por primera vez a cantar en español (“No lo ves” o “Lluvia”), se acercan al sonido del indie-rock británico de principios de siglo (“Space Dog”), aspiran a la radiofórmula más abierta de mente (“Leave Me Alone”), encuentran templanza (“You Are Here”) y descargan guitarrazos ultramelódicos que recuerda al mejor rock alternativo de guitarras americano (“Reckless”, “Runaway” o “Echoes”, entre otras). Furious Monkey House no sólo hacen rock en tiempos de urban: son rock en estado puro.

RockFM