Los cinco mejores himnos del rock para abrir un concierto de lo más épico

Estos cinco temazos te subirán las pulsaciones y te dilatarán las pupilas al escucharlas en directo
Los cinco mejores himnos del rock para abrir un concierto de lo más épico

Tiempo de lectura: 3’

Cuando pensamos en un concierto de rock en directo, hay muchas partes que podríamos considerar imprescindibles: el momento en el que la banda se retira del escenario para volver y tocar uno de sus temas más conocidos, la interacción de la banda con el público, los elementos visuales... Sin embargo, hay una parte de los shows a la que, generalmente, no se le da tanta importancia como merece, el comienzo del show. No hay nada como ese momento en el que las luces se apagan, un audio de introducción comienza a sonar con fuerza y, de repente, "cae el telón" (a veces literalmente) y la banda entra al escenario para comenzar a tocar. De repente, el corazón se te acelera, comienzas a saltar y la alegría inunda tu cuerpo, consciente de que tu banda favorita está ahí, tocando para ti. Para muchos, este es el punto álgido de un show.

Sin embargo, hay maneras y maneras de comenzar un concierto. En ocasiones, la banda entrará tocando el single de su último disco -si lo están promocionado- y puede que no te haya dado tiempo a aprenderte la letra o que, simplemente, su último trabajo no haya conseguido convencerte demasiado. Quizás, lo ideal es abrir con un clásico, tirando el primer "as en la manga" nada más comenzar pero dejándose alguno de los temas más celebrados del repertorio para el final. Te traemos las que consideramos las cinco mejores canciones de rock para abrir un concierto:

  • Iron Maiden – Aces High

A día de hoy, este tema sigue siendo uno de los más usados por Iron Maiden para abir sus shows, sobre todo ahora, cuando están repasando toda su trayectoria en la gira "Legacy of the Beast". El tema, sacado de 'Powerslave' (1984), es una verdadera bomba de energía y velocidad que te hace entrar en contacto, de lleno y nada más comenzar el show, con la sensación que la banda quiere que sientas.

En ocasiones, Bruce Dickinson ha comentado que le cuesta un poco abrir el set con este tema "en frío", sin haberle dado tiempo a calentar un poco más la voz. Sin embargo, y pese a que pueda costarle más o menos, está claro que a los Maiden les merece la pena abrir sus shows con este increíble trallazo.

  • AC/DC – Thunderstruck

El clásico de 'The Razor's Edge' (1990) es todo un cañonazo para abrir uno de los conciertos de la legendaria banda australiana. La intro de guitarra, mientras ves a Angus tomar el escenario y todo el mundo grita, cada vez más, eso de 'THUNDER!' pone los pelos de punta solo de imaginártelo. Vivirlo en un estadio lleno de gente es una sensación mágica e irrepetible.

  • Kiss – Detroit Rock City

¿Qué mejor que una canción que habla sobre ir a un concierto -eso sí, con trágicas consecuencias- para abrir uno? Un tema con esta potencia es increíble tanto para abrir como para cerrar un show, aunque nosotros preferimos escucharlo nada más comenzar y no parar de pegar saltos y de disfrutar durante esos primeros minutos. ¿Un buen ejemplo de un momento en el que Kiss haya abierto un show con esta canción? Este directo desde Detroit en 1984 en el que la banda sale aceleradísima y se pone a tocarlo a toda velocidad, pocas veces oirás así este clásico.

  • The Offspring – All I Want

Un tema tan rápido y potente que será como que te den un golpe en la cara. Sacado de 'Ixnay on the Hombre', su cuarto disco de estudio, esta canción no puede faltar en los directos de The Offspring y, sin duda, tiene la energía suficiente -y es lo suficientemente conocida- como para que, al comenzar un show, todo el público se meta de lleno en la energía y la adrenalina que te provoca el espectáculo. ¡De las mejorcitas que tiene el conjunto!

  • Guns N' Roses – Welcome to the Jungle

Toda una experiencia de escuchar en directo, incluso aunque solo sea por todo el mito que rodea a la canción. Una vez más, se nos pone la piel de gallina de imaginarnos las luces apagadas, el vídeo de introducción de Guns N' Roses y a Axl gritando aquello de "You know where you are? You're in the jungle, baby!" seguido de el emblemático riff de guitarra interpretado -de nuevo desde 2016- por el mismísimo Slash.

De Guns N' Roses se pueden decir muchas cosas en lo que a directos se refiere: que si la voz de Axl no es la misma, que si sus shows son demasiado largos, que hay solos de guitarra que se hacen eternos o incluso que, cuando van a festivales, su actuación monopoliza el cartel. Sin embargo, ver a la banda en directo es algo que merece la pena vivir y esos primeros segundos de show son tan mágicos como felices, nadie lo puede negar.

RockFM