Los "falsos" tours de despedida más flagrantes de la historia

Cuando las bandas deciden decir adiós y después dan marcha atrás, el enfado de los fans suele ser generalizado
Los "falsos" tours de despedida más flagrantes de la historia

Tiempo de lectura: 4’

Hay muchas razones por las que una banda puede decir adiós y encaminarse a un tour de despedida. Según los componentes de los grupos se hacen mayores, se dan cuenta de que la vida en la carretera ya no se soporta igual, la convivencia se hace cada vez más difícil y darlo todo en el escenario se convierte más es un castigo que en un disfrute. Sin embargo, una vez has dado el paso, ya no hay vuelta atrás, ya no puedes coger y, tras haber dicho adiós, decidir que al final no cuelgas las botas, ¿o sí? En algunas ocasiones, las grandes bandas de rock han decidido decir adiós solo para recular a los pocos meses y volver al escenario, ante una legión de fans enfurecidos. Estas son algunas de las más flagrantes.

  • Judas Priest y el "Epitaph World Tour"

Cuando, en 2011, Judas Priest anunció que se retiraba de los escenarios, no fueron pocos los fans que se apresuraron a hacerse con sus entradas para este tour que serviría de "epitafio" para la carrera de la banda. Todo el mundo pudo votar, además, qué canciones querían escuchar en los cientos de conciertos que dio la banda. Dicen las malas lenguas que fue la salida de su guitarrista K.K. Downing de la banda y la llegada de un "joven" Richie Faulkner a las seis cuerdas, lo que motivó a la banda para sacar un nuevo disco 'Redeemer of Souls' y seguir con su carrera.

La gira pasó por España en dos ocasiones, una en 2011, con cuatro fechas y otra en 2012 con otras cuatro. En la primera ocasión Saxon y Motörhead fueron las bandas que les telonearon, en la segunda, Blind Guardian y U.D.O..

  • Scorpions y "Get Your Sting and Blackout World Tour"

La banda alemana ha sido una de las más criticadas por anunciar su retirada y luego dar marcha atrás. El tour sirvió para promocionar 'Sting to the Tail', el que iba a ser el último disco de su carrera y comprendió la friolera de 260 fechas entre marzo de 2010 y noviembre de 2014. Al final, según la misma banda ha afirmado, Klaus Meine y compañía se dieron cuenta de que todavía estaban en forma. Aún no era el momento de despedirse y, al admitirlo, también tenían que reconocer que se habían equivocado y que el enfado de su público estaba más que justificado.

"Por supuesto, tuvimos nuestro momento de pensar que debíamos retirarnos. Después nos dimos cuenta de que era un error, porque todavía quedaba mucha tralla y eso nos hacía sentir bien. Aún hay mucha gente que quiere escuchar a Scorpions y, al mismo tiempo, somos una de las pocas bandas que aún están presentes en el panorama global. Si no existiera esta clase de demanda, por supuesto, no tendría tenido seguir después de tantos años y lo mejor sería irse a casa. Pero que la gente nos solicite nos hace sentir genial y representa un desafío para nosotros. Por supuesto, no lo hacemos por el dinero, aunque está claro que es un buen negocio, lo hacemos por diversión. Volvemos al escenario por que lo que está dentro de nosotros, en nuestra sangre, en nuestras venas y eso el el rock and roll. Lo que queremos es salir y tocar delante de una audiencia, porque eso es de lo que se trata", afirmaba Meine en 2017

  • Black Sabbath y "The Last Supper" en el año 2000

A principios del nuevo milenio, Black Sabbath consideró que era el momento de decir adiós. "Las invitaciones están selladas. La mesa, puesta. El evento del milenio tendrá lugar de una vez por todas, esta será la última cena de Black Sabbath", decía su web en marzo de 1999. Era menitra. Si Ozzy Osborune ya había jugado con retirarse antes, esta vez no iba a ser diferente. Para ser justos, hay que reconocer que fue la última gira con Bill Ward tocando la batería, pero, como bien sabrás, la banda no se retiró hasta 2017 con "The End Tour".

Ahora, Tony Iommi ha jugado con la posibilidad de volver a los escenarios para realizar un último tour de Black Sabbath. ¿Nos habrán mentido otra vez?

  • Mötley Crüe y "The Final Tour" en 2015

De esta banda hay poco más que se pueda decir. Si firmas un contrato que te compromete a no volver a tocar nunca más y vas, le pones explosivos y lo haces volar por los aires, no vamos a ser nosotros quien les critiquemos por decidir volver al escenario. Cabe destacar que, cuando Mötley Crüe encaró esta gira final, eran una banda de "segunda fila". Nadie se esperaba que su película, 'The Dirt', tuviera tanto éxito y que consiguieran atraer a toda una nueva legión de fans dispuestos a verles.

De momento la jugada les ha salido mal porque, pese a haber vendido gran parte de las entradas para este espectacular tour de estadios en el que les acompañarán Def Leppard, Poison y Joan Jett, han tenido que posponerlo todo a 2021. Con suerte el año que viene seguirán en forma y el la creta de la ola para poder llegar, finalmente, a sus nuevos fans.

  • Kiss y su "Farewell Tour" en el año 2000

Otros que con la llegada del nuevo milenio decidieron decir adiós fueron Kiss, que en el año 2000 anunciaron su "última gira". La larga despedida, que duró dos años, no fue una despedida en absoluto. En un principio, Paul Stanley no dejaba de hablar de que la banda ya no podía llegar más lejos y de que era el momento de irse por todo lo alto y bajo sus propios términos. 20 años después aquí seguimos, disfrutando de la que, esta vez sí, parece ser su gira de despedida, que vendrá acompañada de un biopic de la banda. Habrá que ver si toda la situación y los aplazamientos de conciertos no les hacen querer esperar un poquito más para colgar sus pesadas botas y armaduras, así como el pincel de maquillaje.

Sabemos que nos dejamos muchos en el tintero, así que ahora es tu turno. Cuéntanos, ¿qué "falso" tour de despedida te ha decepcionado más?

RockFM