Los miembros de Black Sabbath recuerdan sus peores desventuras con las drogas: "Tiramos 5000 dólares por el retrete"

Los miembros de la banda británica recuerdan algunas anécdotas de su época más salvaje
Los miembros de Black Sabbath recuerdan sus desventuras con las drogas: "Tiramos 5000 dólares por el WC"

Tiempo de lectura: 4’

En una nueva entrevista con la Rolling Stone, los miembros de Black Sabbath han recordado algunos de sus momentos más salvajes de la grabación de su famoso 'Vol.4' de 1972. Entre ellos, destaca el momento en el que la policía rodeó su mansión alquilada en Bel Air, tal y como cuenta Ozzy en la canción "It's a Raid".

El proceso de creación del cuarto disco de Black Sabbath es bastante infame a causa de todo el abuso de drogas que los músicos llevaron a cabo durante aquella época. Según ellos mismos, sus gastos sólo en cocaína ascendieron a 75.000 dólares, equivalente a unos 470.000 de dinero actual.

"Te lo puedes creer o no, pero el disco costó unos 65.000 dólares y nuestros gastos en cocaína eran de unos 75.000", admite Geezer Butler.

"En aquel momento, la cocaína era buena, y nos la solían traer en un jet privado. Ese es el motivo por el que tantos músicos venían a nuestra casa en aquella época, haciendo como que nos querían visitar. En verdad éramos unos malditos traficantes si lo piensas", reconoce Tony Iommi.

"Nos quedamos muchas noches hasta tarde, nos quedábamos despiertos toda la noche", recuerda Ozzy Osbourne.

"Hay algunas cosas sobre las que no puedo hablar, no me gusta sacar ese tema. Ahora tengo nietos, ¿sabes? Prefiero mantenerme al margen", dice ahora Bill Ward.

"Tienes que tener en cuenta que veníamos de los peores barrios de Birmingham y, de repente, teníamos una casa en Bel-Air con un disco de éxito. La gente conocía nuestra música y nostros éramos los reyes del mundo. Así que experimentamos todo lo que pudimos", añade Osbourne.

En aquella época, la banda llegó a escribir una oda a la cocaína, el tema titulado "Snowblind".

"Fue un momento en el que nos estábamos metiendo mucha y nos encantaba", reconoce Iommi.

"Compusimos 'Snowblind' porque era el mejor descubrimiento de nuestras vidas. Pensábamos que eso era el éxito, aunque se acabó convirtiendo en nuestro peor enemigo. Fuimos de cabeza a esa mierda y fue terrible", dice Ozzy.

"Ahora, cuando miro a atrás, pienso, '¿Qué narices me parecía a mi que era una buena noche de salir de fiesta?'. La noche nunca acababa, seguías en pie a la mañana siguiente".

Por supuesto, meter en una mansión a unos jóvenes con dinero y capacidad de acceder a toda la droga que quisieran no era, quizás la mejor idea del mundo.

"Era una casa fabulosa con un salón de baile y un poquito de todo. Teníamos el equipamiento preparado en un cuarto junto a la piscina y podíamos ensayar, componer todo el día y estar de fiesta toda la noche. No pasó mucho tiempo hasta que empezó a colarse la droga, casi literalmente", recuerda Tony.

"Teníamos un camello que solía venir mucho. Solía tener cajas de detergente, como Persil y Oxo, y, en ellas, lo que había era cocaína. Solía vaciar, literalmente, aquellas cajas en mitad de una mesa. Era una pequeña montaña", admite Geezer.

"Y además, nos traían más en avión, gracias a gente que conocía nuestro mánager, como si fuera una mafia. Llegaban en pequeñas botellas con tapones de cera. Era 100% pura. Esa era la buena", continúa.

Ozzy también recuerda alguna que otra cosa de aquella época, aunque él fue uno de los más salvajes de entre sus compañeros: "Un día estaba sentado en la piscina y le dije a un tío, 'Ayer nos metimos una coca genial' y él me contesta, 'Oh, pues te la vendí yo'. 'Oh, vale, ¿y a qué te dedicas?'. Y me respondió, 'Oh, trabajo para el Departamento de Comida y Drogas'. Resulta que era policía".

"Yo me asusté al principio, pero él me tranquilizó. Quizás me estaba vacilando, no lo sé. Cuando estás metido en ese polvo de mierda, todo parece fantástico durante cinco segundos y después, eres tan miserable que no te lo crees".

Uno de los que visitó a Black Sabbath fue un músico conocido por formar parte de otra banda legendaria, The Who. Aunque tampoco faltaron miembros de otras bandas tan reconocidas como Deep Purple.

"Pete Townshend y otra gente aparecían ahí por razones obvias, por supuesto, con toda la droga que había", dice Tony.

El que también recuerda ver a su compañeros en malas condiciones durante una visita de Deep Purple es Geezer Butler.

"Tony estaba tan fumado que se hizo pasar por un fantasma para asustarles. Y yo estaba como, '¿Qué? ¿De qué hablas?'".

"Entonces llegaron los roadies de Purple y nos estábamos fumando unos porros. Entonces Tony bajó por las escaleras con una sábana blanca gritando, 'Uhhhh'. Y todo el mundo le miró como si estuviera loca. Tony, sin embargo, estaba seguro de que les estaba asustando".

Por supuesto, tampoco falta la historia que Ozzy acabaría cantando en "It's a Raid". Todo comenzó cuando el vocalista tocó el botón que no debía.

"Se preguntaba qué hacía el botón, lo tocó y no sucedió nada", recuerda Butler. Ante esto, Ozzy responde, "Pensaba que era el aire acondicionado".

"Así que lo pulsó de nuevo", continua Butler. "No pasó nada. Lo pulsó otra vez, no pasó nada. Cuando se cansó, se sentó. Estábamos todos ahí, metiéndonos coca y fumando porros, y, de repente, vemos todas estas luces azules fuera. ¿Qué narices estaba pasando?".

"Miré por la ventana, la policía estaba fuera", recuerda Iommi. "Habían aparcado en la puerta, había tres o cuatro coches. Todo el mundo salió corriendo para intentar limpiar la cocaína de la mesa. Fuera una locura".

"Grite, '¡Oh dios, nos han pillado!'", relata Ozzy. Por suerte para ellos, hubo quien sí supo reaccionar, tal y como cuenta Geezer:

"Había una empleada en la casa en aquel momento. De dijimos que distrajera a la policía. Así que salió a la puerta mientras tirábamos toda la cocaína y la marihuana por el váter y, después, corríamos arriba para limpiar nuestros alijos personales. El policía dijo, simplemente, '¿Todo bien por ahí?'. Y ella respondió que sí. Eso fue todo. Tiramos más de 5000 dólares de cocaína aquel día".

RockFM