Los 5 millones de dólares que le pidieron a John Fogerty (CCR) por poner la música "demasiado alta"

6 años duró el proceso de una de las demandas más insólitas del mundo del rock
Los 5 millones de dólares que le pidieron a John Fogerty (CCR) por poner la música "demasiado alta"
John Fogerty, Azkena Rock Festival 2017, Medizabala, Vitoria-Gasteiz, 23/VI/2017

Tiempo de lectura: 2’

John Fogerty, el ex-líder de la Creedence y la imagen actual de la banda pese a no estar en la nueva versión conocida como Creedence Clearwater Revisited, fue consciente de su poder mediático siempre, utilizado la música de altavoz para sus actitudes más reivindicativas. Pero nunca ha utilizado el altavoz más alto de lo normal, aunque una persona no estuvo de acuerdo con el nivel de decibelios de un concierto de 1997 que acabó en una demanda que pasó a la historia.

John llevaba muchísimo tiempo sin tocar con la Creedence ya que, aunque su legado parece mucho mayor, fue en el año 72 cuando decidieron dejar de tocar, y a finales de siglo el que fuera la voz de la banda californiana dió muchos conciertos por el territorio de EEUU. Y no se sabe muy bien donde, pero alguien se quejó mucho del sonido de los altavoces. Tanto, que llegó a demandar al propio John por el alto volumen de la música durante el show.

Aquí es donde te preguntas hasta donde llegó esta instancia. Bien, pues no fue hasta 2003 que se desestimó esta queja. 6 años tardaron en desestimar esta queja que rondaba los... ¡5 millones de dólares! Sí, esa fue la cantidad que pidió un abogado de lesiones personales por la supuesta pérdida de audición de su cliente.

John lo tenía muy claro en estos casos: “Las personas que vienen a mis conciertos saben que van a oírme cantar y tocar las canciones que escribí y grabé en las últimas cuatro décadas de mi carrera. Cada noche tocamos en vivo, me siento muy contento de ver a todos esos fans cantando las canciones que tocamos. Estoy en un momento maravilloso en mi vida. Estoy tocando la música que me encanta y escribí, con plena alegría y teniendo a mi hijo Shane unirse a míi lado. No hay nada mejor que eso.”

“No hay abogados, juicios, o ex-miembros de la banda enfadados que me impidan nunca más cantar mis canciones. Yo voy a seguir haciendo giras y tocar todas mis canciones cada noche que esté en la carretera.”


RockFM