Los precarios inicios de Deep Purple: “Tenía que comer galletas para perro”

El vocalista de Deep Purple, Ian Gillan, se sincera sobre la pobreza de la banda en sus comienzos
Los precarios inicios de Deep Purple: “Tenía que comer galletas para perro”

Tiempo de lectura: 2’

Nunca es fácil comenzar con una banda, y menos, ganar dinero con ella. Y si no, que se lo digan a Ian Gillan, vocalista de Deep Purple, que, en una nueva entrevista con MOJO (vía Louder Sound) se ha sincerado sobre las condiciones precarias en las que vivía cuando el grupo comenzó a dar sus primeros pasos. Lejos de solo vivir compartiendo piso o de no tener dinero para hoteles estando de gira, el cantante ha explicando que solo se podía permitir comer galletas para perro.

“El suplemento de mi dieta eran galletas para perro de la tienda de animales local”, explica Ian, que nunca perdió su espíritu de lucha. “La adversidad es parte de la diversión. En su momento, no piensas que lo sea, pero lo es”.

En 1969, Gillan y Roger Glover, que tocaban juntos en una banda llamada Episode Six, reemplazaron a los miembros originales Rod Evans y Nick Simper. Esta formación se acabaría convirtiendo en lo que todos conocemos como “Mark II”, en la que compartieron filas con Richie Blackmore, Jon Lord e Ian Paice. Todos ellos, juntos, debutaron el 10 de julio de aquel año en el Speakeasy de Londres.

“Estaba emocionado y asustado. Pensé: 'Esto es a lo que se ha conducido todo'”, se sincera el cantante.

El batería de la banda, Paice, añade: “Tan pronto como Gillan comenzó a cantar, todo cobró sentido”.

El camino hacia el éxito de Deep Purple no fue sencillo y, además, estuvo lleno de peleas entre los miembros de la banda. De hecho, cabe destacar que Ian Gillan llegó a decir, en su momento: “Preferiría rajarme la garganta que cantar en esa banda de nuevo”. Pese a todo, el músico, a día de hoy, disfruta mucho de militar en el conjunto.

“No puedo, ni en un millón de años, imaginarme a ninguno de nosotros estando unidos socialmente si no estuviéramos en Purple”, admite. “El facotr que nos une es la música y el humor... Lo estoy subestimando, pero me gusta muchísimo”.

RockFM