Los sitios más raros donde una banda de rock ha dado un concierto

Dar un concierto no siempre precisa de un escenario y si no, que se lo digan a estas bandas de rock
Los sitios más raros donde una banda de rock ha dado un concierto

Tiempo de lectura: 2’

Acostumbrados a grandes recintos, salas o bares, se nos puede hacer raro pensar que una banda pueda dar un concierto fuera de estos entornos. Sin embargo, en algunas ocasiones, algunos conjuntos han decidido que era el momento de experimentar más allá de sus propios límites, tocando en lugares que nadie se imaginaría y que, desde luego son de lo más sorprendentes. Aquí van algunos de nuestros favoritos.

  • Metallica en la Antártida

A James Hetfield y compañía siempre les han apasionado los retos y, por eso, decidieron hacer el petate y marcharse a la Antártida para dar un concierto en 2013. Como no podía ser de otra manera, las autoridades y la banda tomaron todas las medidas necesarias para dar este espectacular conciertos sin afectar a al fauna del lugar. Los asistentes, de hecho, escucharon el concierto con auriculares. Lo mejor es que, con el frío, no puedes dejar de moverte durante las canciones.

  • Arcade Fire en un ascensor

Cuando Arcade Fire, una de las bandas más novedosas y prolíficas de la era contemporánea publicó su álbum 'Neon Bible' en 2007, no se les ocurrió otra cosa que coger y meterse todos en un ascensor para grabar varios temas de su disco. Apretados e incómodos, los miembros del conjunto interpretaron varios temas y, sobre todo, llamaron la atención.

  • Korn en un avión

Pocos sitios son más incómodos que los aviones, sobre todo cuando viajas de oferta y en clase turista. A los californianos Korn, eso no les importó. En 2005, la banda tocó un set de cinco canciones a la friolera de 37.000 pies de altura. El viaje fue de Nueva York a Londres y la audiencia, varios soldados estadounidenses.

  • Foo Fighters en una pizzería

Vale, no es un sitio "raro" en sí mismo pero, ¿te imaginas que te estás metiendo una pizza familiar de barbacoa entre pecho y espalda y que, entre eructo y eructo del gas de tu refresco, aparecen los Foo Fighters para darte un concierto sorpresa? No cabe duda de que Dave Grohl y los suyos tienen unas ideas espectaculares y, por eso, en 2013, aparecieron por sorpresa en una pizzería californiana -eso sí, con capacidad para 200 personas- y se marcaron un set de 23 canciones. A más de uno le salió a cuenta pedirse el menú familiar.

  • Banda de metal (Unfathomable Ruination) en una caja aislada

No sabemos a quién se le ocurrió esta idea, pero en cierto momento de 2014, una banda de death metal llamada Unfathomable Ruination se metió, como experimento artístico, en una caja insonorizada y aislada para tocar sus temas hasta que no quedara aire. Huelga decir que esto es realmente peligroso, aunque lo hicieron de todos modos. Por suerte, parece que nadie salió herido y que todo se quedó en una divertida anécdota.

RockFM