Los Twisted Sister más intimidantes y su guerra con Harley-Davidson: “Quiero un 10% y dos burras al año”

Jay Jay French recuerda cómo su banda puso en jaque a la ingente compañía de moticicletas

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Joe Rock (vía Blabbermouth.net), el guitarrista de Twisted Sister, Jay Jay Frech, ha desvelado cómo su banda puso en jaque a la famosa e ingente compañía de motocicletas Harley-Davidson.

Todo comenzó cuando la marca decidió lanzar un producto con el nombre de Twisted Sister, algo que la banda no iba a permitir, tal y como relata el guitarrista: “Hubo mucho intentos de usar nuestro nombre y, de hecho, tuve que demandar a todo el mundo. Seguía haciéndolo una y otra vez porque tengo los derechos del nombre. Y, un día, me llamó un tío representando a Harley-Davidson”.

Me dijo: 'Queremos llamar a nuestra rueda 'Twisted Siter' y, tras investigar, nos hemos enterado de que la marca es tuya. Y te llamamos para que sepas que vamos a usar el nombre y llamaremos a nuestra rueda así. Y yo le dije: '¿De verdad me estás llamando para decirme que vas a usar mi marca sin permiso?'. No me lo podía creer”.

“Entonces, le dije: 'Me estás llamando de verdad, diciéndome que sabes que la marca es mía pero que te da igual porque eres Harley-Davidson con 400 millones de dólares en activos y que vas a llamar a una rueda Twisted Sister y me vas a mandar un par de ellas para darme las gracias'”, prosigue Jay Jay French.

“'Eso es lo que me estás diciendo, ¿verdad?'. Y él me dice: 'Sí'. Así que yo le contestó: 'Dame tu número'. Lo anoté, colgué y estaba jodidamente furioso. Le llamé de vuelta y esto es lo que le dije: 'Hola tío, aquí Jay Jay Frecnh. Sabes que el teléfono desde el que me estás llamando tiene el prefijo 212'. Y él me dice: 'Sí'. Yo le contesto: 'Sabes lo que significa, ¿no? Soy un tipo de Nueva York. Un judío de Nueva York, de hecho'. Eso es lo que le dije”, continúa el hacha de Twisted Sister.

“Entonces continué: 'Así que esto es exactamente lo que va a pasar. Lo primero, he demandando a Six Flags y he ganado'. Él me dijo: '¿Qué?'. 'Sí, lo hice. Y ellos son el doble de grandes que Harley-Davidson. Les llevé a juicio durante tres años y gané. ¿Con esto no habías hecho tu investigación?'. Y él contesta: 'No, no la había hecho'. Y le digo: 'Bien, pues deberías haber hecho los deberes, porque también tumbé a Urban Decay. Así que esto va a funcionar así: Si me jodes de esta manera, lo primero que voy a hacer va a ser firmar a una banda y llamarles los Harley-Davidsons. Después, te voy a mandar dos púas y una jodida nota de agradecimiento'”.

“Él me preguntó: '¿Cuánto quieres?' Y yo le dije: 'Quiero el 10% y dos burras (ndr: motocicletas) al año'. Y entonces le colgué. Al día siguiente me llamó y me dijo que habían renunciado a usar el nombre. Ahí se acabó todo”.

RockFM