¿Es la mano cornuta un signo maligno o de protección?

Repasamos la historia del gesto de los cuernos y su significado 
ctv-wvt-dio-cuernos

Tiempo de lectura: 3’

El símbolo de los cuernos es una de los gestos más ligados al imaginario que rodea al mundo del rock y del heavy metal. Sólo hace falta ir a un concierto o a un festival del género para darte cuenta de que el recinto estará plagado de fans que harán este gesto antes, durante y después de las canciones, así como los músicos.

Sin embargo, su origen ha sido más que debatido. La creencia popular asociaba este gesto a una maldición diabólica, otros, como Gene Simmons (Kiss), han intentado patentarlo y hacerlo suyo en el nombre de los negocios. Si queremos descubrir dónde y cuando surgió, nos tenemos que remontar a una época pasada y a una tierra lejana a los Estados Unidos, donde se popularizaron.

El responsable del comienzo del uso de los cuernos como símbolo rockero fue Ronnie James Dio una vez entró a Black Sabbath. En la primera etapa de la banda, cuando Ozzy Osbourne salía al escenario siempre saludaba con los dedos de la mano en forma de “V”, así que el italoamericano sintió la necesidad de buscar otro que le distinguiera del Príncipe de las Tinieblas. El gesto elegido fue la “mano cornuta” o “maloik”, el cual aprendió de su abuela. Algunas fuentes remontan el origen de “los cuernos” a los tiempos de la Antigua Roma, donde supuestamente se utilizaba para espantar el mal de ojo. Sea como fuere, la abuela de Dio utilizaba el gesto basándose en esta superstición, la de espantar “il maloccio”.

El origen de los cuernos, de todas formas, también puede encontrarse en una tierra aún más lejana. En la cultura budista se conoce como “Karana Mudra” y se trata, una vez más, de un gesto que sirve para espantar a los demonios, así como a los problemas y las malas vibraciones.

Antes de Dio, sin embargo, ya hay documentos gráficos de gente haciendo este gesto con la mano. Aún con todo, es importante no confundirlo con el que significa “te quiero” en lenguaje de sordomudos. Si bien es cierto que ambos son muy parecidos, hay una diferencia clave: el primero lleva el pulgar encogido y el segundo no. Dicho esto, hemos podido ver algunos gestos similares a los cuernos a lo largo de la historia de la música, ya fuera en un dibujo de John Lennon en la portada del 'Yellow Submarine' o en las manos del anteriormente nombrado Simmons, que, supuestamente, homenajeaba a Spiderman.

En cualquier caso, y aquí viene el giro de guión, la primera aparición explícita de los cuernos en un grupo de hard rock se remonta a un grupo anterior a Black Sabbath, Coven. Formado en 1967, este conjunto sí que se proclamó abiertamente ocultista y, en la portada de su primer álbum, 'Witchcraft Destroys Minds & Reaps Souls', dos de sus miembros ya aparecían haciendo el gesto de los cuernos. La lista de casualidades, de todas formas, no acaba ahí, ya que la primera canción del álbum se tituló “Black Sabbath” y el nombre de su bajista, aunque parezca mentira, era Greg “Oz” Osbourne. Hay que tener en cuenta que Coven nació en Chigago y Black Sabbath en Birmingham, así que es imposible que sus miembros tuvieran contacto, al menos en la etapa de su creación. Cabe destacar que su cantante, Eshter “Jinx” Dawson, hacía el gesto de los cuernos en cada concierto de la banda.

Con orígenes varios, pues, los cuernos se han convertido en un símbolo casi universal y, esto es innegable, fueron popularizados por Dio. Decía el cantante que, para él, hacer esto perdió el significado en el momento en el que vio a Britney Spears emular la pose. En realidad, esto no es más que una demostración de lo lejos que consiguió llevar su influencia en el mundo de la música. Aunque Coven, en un primer momento, lo utilizara con una intención diferente, al final, la realidad es que, cuando Ronnie James levantaba su índice y su meñique, era para demostrar amor y proteger a su audiencia. Los cuernos, pues, han sido, son y serán un gesto de amor, que busca que todos disfrutemos y nos sintamos bien cuando acudimos a un concierto.

RockFM