Marilyn Manson llega a un acuerdo para entregarse a la policía por sus acusaciones de 2019

El músico tendrá que ir a juicio y podría enfrentarse a una pena de prisión en el peor de los casos
Marilyn Manson llega a un acuerdo para entregarse a la policía por sus acusaciones de 2019

Tiempo de lectura: 3’

Tal y como informa Blabbermouth.net, Marilyn Manson ha llegado a un acuerdo para entregarse a la policía a raíz de las dos órdenes de detención pendientes sobre él, alegando un presunto cargo de agresión, que se habría producido contra una operadora de cámara en 2019, durante un show en el Bank of New Hampshire Pavilion.

El artista, cuyo nombre real es Brian Warner, se entregará a la las autoridades en Los Ángeles, tal y como el comisario Anthony J. Bean Burpee ha confirmado. Manson, entonces, será encarcelado en el Departamento de Policía de Los Ángeles y tendrá que pagar una fianza, después de lo cual recibirá una fecha para ir a juicio en New Hampshire.

“Lo que esta situación ha hecho ha sido forzar al señor Warner a afrontar su orden de arresto pendiente en New Hampshire, que permitirá a la víctima del crimen dar su versión de los hechos delante de un jurado para, esperamos, hacer que el señor Warner responda por sus acciones”, dijo Burpee.

El mes pasado, el Departamento de Policía de Gilford anunció la emisión de esta orden de arresto, que tenía relación con el incidente ocurrido en agosto de 2019.

"El señor Warner, su agente y su asesoría legal son conscientes de la orden desde hace un tiempo y no han hecho ningún esfuerzo para que vuelva a New Hampshire para responder por estos cargos pendientes”, dice el comunicado de la autoridad. “El señor Warner había estado tocando en un concierto en el Bank of NH Pavilion el 18 de agosto de 2019 cuando las presuntas agresiones tuvieron lugar”.

“La operadora de cámara había sido subcontratada por una compañía de New Hampshire para grabar el concierto y se había posicionado en el foso cuando el supuesto asalto tuvo lugar. Estas agresiones no son de naturaleza sexual, lo cual ha sido preguntado por los medios, y no tiene nada que ver con las otras acusaciones que penden sobre el señor Warner”, concluye el comunicado policial, que podría suponerle aún más problemas a Marilyn Manson.

Manson tocó en, efecto, Gilford, New Hampshire, el 18 de agosto de 2019, como parte de su gira “Hell Never Dies” con Rob Zombie.

En caso de ser declarado culpable de los cargos, Manson podría ir a la cárcel con una pena de hasta un año y una multa de hasta 2000 dólares.

En un comunicado oficial, el abogado de Marilyn Manson, Howard King, ha dicho lo siguiente: “No es ningún secreto para nadie que haya ido a un concierto de Manson que le gusta ser provocativo sobre el escenario, sobre todo delante de una cámara. Esta acusación de un delito después de que recibiéramos una petición de la operadora de cámara que ascendía a más de 35.000 dólares después de que una pequeña cantidad de escupitajo entrase en contacto con su brazo. Después de que le pidiéramos pruebas de los supuestos daños, no nos respondió. Esta acusación es ridícula, pero seguimos comprometidos para cooperar con las autoridades, como ya hemos hecho anteriormente”.

Los testigos acusan a Marilyn Manson

La declaración del abogado del músico no es lo único que ha visto la luz en las últimas horas. Tres personas que estaban en el concierto, incluyendo a un guardia de seguridad, le dijeron a la revista People que vieron a Manson escupir, directamente “un gapo”, esto es, un escupitajo con moco, directamente a la operadora de cámara.



“Estaba escupiendo por todas partes y, una vez, llegó a caer en su cámara, así que lo limpió y parecía algo enfadada. Marilyn Manson se dio cuenta de esto y siguió, a propósito, escupiendo a la cámara”, dice una de los testigos. “Creo que la gota que colmó el vaso es que bajó al suelo, se situó a dos o tres pies de ella y soltó un gigantesco cohete de mocos hacia ella, no hacia la cámara. La operadora estaba tan enfadada y asqueada que se largó mientras él se reía”.

“He parado de escuchar su música después de esto, también se lo he contado a mi marido”, añade.

A continuación puedes ver un vídeo en el que el músico hace algo parecido en un concierto:

Un segundo asistente al evento afirma lo siguiente sobre la actitud de Manson: “Se agachó para disparar sus mocos sobre esa mujer, puedo recordar cómo se reía de lo que acababa de hacer”.

Por último, queda el testimonio del guarda de seguridad: “Estaba ahí cuando sucedió, ella estaba muy furiosa por lo que le acababan de hacer. Manson escupió sobre ella un par de veces y, después, se agachó muy cerca de la cámara y soltó un enorme escupitajo con mocos sobre ella. Después de aquello, la operadora casi tira su cámara al suelo”.


RockFM