Marilyn Manson recibe una nueva demanda por agresiones sexuales por parte de su antigua asistente

El vocalista ha sido denunciado, tanto en los juzgados como en redes sociales, por múltiples mujeres víctimas de sus presuntos abusos
Marilyn Manson recibe una nueva demanda por agresiones sexuales por parte de su antigua asistente

Tiempo de lectura: 3’

Tal y como informa NME, Ashley Walters, antigua asistente de Marilyn Manson, va a demandar al cantante por agresión sexual, agresión y acoso.

Esta esta la segunda demanda que recibe el cantante en estos últimos meses, siendo la anterior presentada por la actriz de 'Game of Thrones' Esme Bianco a finales del mes de abril, alegando agresiones sexuales, abuso físico y trata de seres humanos.

Según informa The Cut, la denuncia se presentó el pasado 18 de mayo en la Corte Superior del condado de Los Ángeles. Un miembro del equipo de Manson “negó con vehemencia cualquier acusación de agresión”.

Walters tenía 26 años y aspiraba a trabajar como fotógrafa cuando fue contactada, a través de MySpace, por Manson en mayo de 2010, según los documentos legales que presenta la fuente. El músico propuso que ambos colaborasen, invitando a Walters a su casa en West Hollywood para hablar del proyecto.

La demanda continúa diciendo que ambos llevaron a cabo una sesión de fotos, pero que después Manson intentó abusar de ella, ante lo cual Walters se defendió para, a los pocos segundos, escapar de su casa.

Aunque Walters dejó la primera reunión con Manson “sintiendo miedo y confusión”, la demanda afirma que “también se emocionó por su conexión creativa y intereses artísticos similares” y “tomó la decisión de ignorar esta traumática experiencia”.

Manson, presuntamente, habría trabajado en más sesiones de fotos con Walters, donde habrían tenido lugar más accidentes, incluyendo otra en la que un actor, del que no se desvela el nombre, habría abusado con violencia de ella “empujándola contra una pared” y besándola a la fuerza.

Durante este periodo de tiempo, la demanda afirma que Manson le mandó a Walters mensajes alabándola a ella y a su trabajo, siendo “demasiado efusivo a la hora de elogiarla”. La demanda sigue diciendo que “su manipulación experta estaba tan calculada como era efectiva. Walters intentaba olvidar los pensamientos sobre el abuso que había sufrido por parte de Manson mientras estaba en su presencia”.

Alrededor de agosto de 2010, Walters aceptó una oferta de trabajo como asistente personal de Manson. Sin embargo, mientras trabajaba para él, sufrió una serie de incidentes en una “atmósfera de aislamiento”. En múltiples ocasiones, Walters habría sido obligada a permanecer despierta durante 48 horas seguidas. Además, presuntamente, Manson, durante esta época, sufría ataques de ira, destrozando muebles y objetos de la casa, para después, supuestamente, reprenderla por no limpiar lo suficientemente rápido.

La demanda afirma que Manson “ofrecía, por lo general, a Walters a otros amigos y asociados influyentes en la industria”. En los Spike TV Scream Awards de 2010, el músico habría obligado a Walters a sentarse en el regazo de otro actor diciendo que “podía quedársela”, tras lo que la fotógrafa tendría que haber pasado toda la gala con este individuo.

El documento continúa relatando situaciones similares, y alega que también alega que Manson comenzó a manchar la reputación de Walters a mediados de 2011, y "la amenazó física y verbalmente".

La antigua prometida de Manson, Evan Rachel Wood, fue una de las primeras mujeres que hablaron sobre los presuntos abusos del músico el pasado febrero. Antes, Wood había relatado su experiencia en un testimonio para el Congreso americano, pero sin nombrar directamente al cantante.

Por su parte, el pasado febrero, Manson negó todas las acusaciones, tildándolas de “horribles distorsiones de la realidad”. El músico, en Instagram, afirmó que “sus relaciones íntimas siempre habían sido consentidas con compañeras que pensaban como él”.

A través de su abogado, Manson también ha negado las alegaciones de Esme Bianco en su demanda del pasado abril. “Esas acusaciones son, probablemente, falsas”, dice Howard E. King, que se encargará de defender al músico en los tribunales.

“Para ser claros, esta demanda solo fue presentada porque mi cliente se negó a ser vapuleado por la señora Bianco y su abogado, cediendo a sus indignantes demandas financieras basadas en una conducta que, simplemente, no pasó nunca. Vamos a luchar con vigor contra estas acusaciones en el juzgado y estamos seguros de que ganaremos”.

Mientras tanto, Manson ha sido despedido de su sello discográfico, Loma Vista, ha sido abandonado por su mánager y todas sus apariciones en televisión han sido canceladas.



RockFM