Marilyn Mason ha perdido a su tatuador y ahora le rinde homenaje de la siguiente manera

Además de tatuador, Eric Rosenbaum era un conocido artista gráfico
ctv-lpp-manson-marilyn

Tiempo de lectura: 2’

¿Te has tatuado alguna vez? Mucha gente adora los tatuajes, otros los odian, hay a quien le gusta su carácter estético y otros, sin embargo, solo se marcan con cosas muy importantes para ellos. Los tatuajes no dejan indiferente a nadie. Si alguna vez has decidido pasar por la aguja y la tinta sabrás que, cuando sueles acudir al mismo tatuador, es fácil que se establezca una especie de vínculo entre tú y él. Es normal, al final son muchas horas junto a una persona que te está marcando la piel para siempre. Esa era la relación que tenían Marilyn Manson y Eric Rosenbaum, conocido como Norm Will Rise, que falleció el pasado fin de semana. 

No se ha revelado la causa de la muerte, pero parece que ha sido inesperada. Su última publicación de Instagram indicaba que estaba programado para aparecer en la convención de Get Inked Miami en Florida este fin de semana para volver a Los Ángeles a finales de este mes. 

La noche del sábado, Manson escribió un mensaje en Twitter para rendir homenaje a su amigo: “Norm. Un verdadero amigo y un artista genial. Me hizo muchos tatuajes. Te quiero, tío, y espero que estés en algún lugar pacífico. Tu arte vivirá en mi piel. Descansa en Paz. Este es un día muy triste para mí. Era una gran persona que debería seguir aquí”.

 

El mes pasado, Mason compartió un vídeo tatuándose con él. En el metraje, se podía ver como el tatuador trabajaba en la pierna del músico hasta que reparaba en que estaba siendo grabado y le pedía que parase de hacerlo, dando a entender que no le gustaba ser grabado mientras tatuaba. 

La carrera de Norm Will Rise comenzó cuando se mudó a California en 1998, donde comenzó a pintar graffiti. Sin embargo, pronto se hizo muy conocido en el mundillo y acabó siendo un tatuador de renombre. 

RockFM