Mark Evans (ex-AC/DC) desvela la cara oculta de Bon Scott: "No era el tipo fuera de control que todos pintan"

El que fuera bajista de AC/DC explica cómo era su relación con el difunto vocalista Bon Scott
Mark Evans (ex-AC/DC) desvela la cara oculta de Bon Scott: "No era el tipo fuera de control que todos pintan"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista para el podcast "Let There Be Talk", el ex-bajista de AC/DC Mark Evans ha recordado al difunto vocalista Bon Scott, haciendo especial hinchapié en que su verdadera personalidad no era como se recuerda popularmente.

"Por supuesto, parece que algunas personas pintan a Bon como un tío fuera de control. Por supuesto, a veces lo podía ser, pero tods perdíamos el control en aquella época".

"Era como nuestro director de relaciones públicas. En la banda, le llamábamos 'el viejo' porque, cuando me uní, yo tenía 19 años y el 29. Era como estar de gira con tu tío el extravagante, todos tenemos uno, ese que bebe demasiado en las bodas. Él era así".

"Por fuera, parecía Fonzie, pero, por dentro, era mucho más parecido a un hippie de los '60. Me lo pasaba muy bien con él, encima era un verdadero caballero. Recuerdo que Bon solía venir cada lunes por la noche a comer cordero asado, y, después, lavaba los platos con mi madre. Mi madre, Norma, y Bon se llevaban realmente bien. Él echaba mucho de menos el lado más doméstico y familiar de las cosas".

"La verdad es que todos eran grandes muchachos. No puedo hablar de ello sin sonreír. No tiene sentido que ahora me ponga a contar batallitas, pero, en lo que se refiere a ser el borracho fuera de control, Bon también hacía muchas cosas más. En caso de que estuviera bebiendo todo el rato, lo escondía muy bien. No puedes ser así de agudo y de exitoso si te estás cargando tu vida".

"Creo que mi relación con Bon se estrechó más cuando salí de la banda en 1977, porque él solía intentar moverse fuera del círculo de la banda, si tenía la ocasión".

El músico también ha explicado cómo se enteró de la muerte de su amigo.

"Estaba en mi casa, en Randwick, y un buen amigo mío, Brian Todd, me llamó y me dijo, '¿Qué estás haciendo?' Y yo le dije, 'Nada, aquí leyendo un libro'". Y él me preguntó si había visto la televisión o escuchado la radio. Yo le dije que no. 'Oh, vale. En cinco minutos estoy en tu casa, llevo una botella de whisky'". Me extrañó, él no solía beber y era muy raro que me dijera algo así".

"Cuando llegó, se lo pude ver en la cara. '¿Qué ha pasado?', le pregunté. Y él me dijo, 'Es Bon...'. Después de eso, mis recuerdos no están claros hasta que todos volvieron a Sídney, aunque no recuerdo cuánto tiempo pasó".

"Cuando volvieron, yo me acerqué a Perth para acudir al funeral, aunque todo esto está muy borroso en mi memoria. Recuerdo estar en un hotel porque, tan pronto como Phil Rudd llegó a la ciudad, me llamó. Me dijo, 'Esucha, ve a donde la banda solía quedarse'".

"Era un sitio llamado The Hyatt, donde Bon y Phil solían quedarse. Obviamente, Bon no estaba ahí, así que estuvimos hablando, fue bueno ponerse al día. También, en aquel punto, mi a Anguys y a Malcolm y hablamos pero... No sé, mis recuerdos de aquel tiempo no están claros. Es como perder a cualquier persona cercana, un shock".

"A lo largo del tiempo, todo el mundo pasa por cosas así, ese es el motivo por el que tengo aún más respeto y amor por Angus ahora mismo, sabiendo por lo que ha pasado los últimos años. Así que, aunque yo no tengo derecho a decir nada, me parece genial lo que la banda haya vuelto a la carga. Es justo lo que todos sabemos que AC/DC haría".

RockFM