Maynard James Keenan (Tool) admite haber dado conciertos teniendo coronavirus

El cantante de Tool se subió al escenario con COVID-19 en dos ocasiones
Maynard James Keenan (Tool) admite haber dado conciertos teniendo coronavirus

Tiempo de lectura: 3’

En una nueva entrevista con el podcast de Joe Rogan, el vocalista de Tool, Maynard James Keenan, ha admitido haber dado dos conciertos mientras sufría coronavirus. Estos shows tuvieron lugar en el Spark Arena de Auckland, Nueva Zelanda, el 28 y 29 de febrero de este año. El recinto tenía capacidad para 12.000 personas.

Según Keenan, su médico le había confirmado -erróneamente- que estaba bien antes de volar de Australia a Nueva Zelanda, pese a que el cantante había perdido el sentido del gusto la noche anterior. Aún sin pruebas diagnósticas y con la mayor de las incertidumbres, el cantante dio los dos conciertos de forma íntegra.

"Yo bebía agua, me daba duchas calientes, me intentaba cuidar, tomaba té caliente, intentando que se pasara. Y la verdad e que fue horrible. Pero, claro, en aquel momento no sabías cómo de mala podía ser la cosa. Si hubiera sabido las posibles consecuencias, me hubiera dado un ataque de nervios".

Para intentar que le fuera más sencillo cantar, los miembros de Tool quitaron las canciones más exigentes de su set list, reduciéndolo, además, de 11 a 9 temas. Tras aquellos dos shows, vino la sorpresa.

Aunque el doctor de Nueva Zelanda no le mandó un test a Keenan, dado que lo consideró innecesario, Keenan acabó siendo diagnosticado de coronavirus en un vuelo a Hawaii, y ha estado sufriendo sus efectos secundarios desde entonces, tal y como afirma ahora el cantante.

"Todavía tengo la tos", admite. "Lo que sea que cogí, lo que sea que pillara en Nueva Zelanda, como podría haberlo pillado en cualquier otro sitio, todavía me provoca tos. A veces me pongo a toser y estoy 10 minutos echando cosas, así que aún tengo los pulmones dañados por ello".

La primera persona confirmada como positivo en COVID en Nueva Zelanda fue detectada en la tarde en la que tuvo lugar el primer show de Tool y se trataba de un ciudadano que, volviendo de viaje de Irán, dio positivo. El cuarto en ser confirmado como positivo fue un fan que asistió al show de Tool.

A principios de este mes, Keenan, que "ha perdido a algunos familiares" por culpa de la enfermedad, contó a AZ Central cómo fue su batalla contra la COVID y explicó cuáles son las secuelas que ha sufrido. "Fue muy feo", afirma "Sobreviví, pero no fue bonito".

"Mis pulmones todavía están dañados por las puntas. Al menos, la inflamación en mis muñecas y mis manos ya se ha pasado. Tuve una respuesta autoinmune en mi sistema en la forma de una especie de artritis reumática. Básicamente, por lo que entiendo, ataca a sitios raros y es totalmente aleatorio. Así que eso es lo que me pasó a mí".

Keenan, además, explicó que le parece ridículo que haya gente que no crea en que el virus existe de verdad y que se niega a llevar mascarilla.

"Es absurdo. Llevamos cinturón de seguridad. Ya no fumamos en trenes, aviones, taxis o incluso restaurantes. Hay razones para esas cosas. Siento como que hay una idea retorcida sobre la libertad personal en la que, de algún modo, ser libre significa que puedes entrar en la casa de alguien y cagarte en su comida o decirle cosas feas a su abuela. Eso no es la libertad".

"La libertad es la habilidad de poder llevar a cabo tu estilo de vida, conseguir lo que quieres hacer por tu familia, por tu futuro, qué clase de educación quieres recibir. Y con esa libertad llega la responsabilidad de cuidarte, de cuidar de tu vecino, de tu familia, de todo el mundo. Hay algunos compromisos que vienen junto a la libertad. No entiendo por qué eso es algo tan difícil de entender".

RockFM