Michael Anthony (Van Halen) explica su "gran problema" con John Entwistle (The Who)

Por más que hubiera admiración mutua entre bajistas, Anthony tenía una "barrera" que le separaba de Entwistle
Michael Anthony (Van Halen) explica su "gran problema" con John Entwistle (The Who)

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con 95.5 KLOS, el bajista clásico de Van Halen, Michael Anthony, ha hablado sobre cómo fue conocer a su gran héroe musical, el bajista de The Who, John Entwistle.

"¿Que si he conocido a algún bajista al que admiro? Sin duda. A princpios de los '80, tocamos en el Monsters of Rock en Donnington, Inglaterra y John Entwistle, bajista de The Who, vino al show".

"De repente, me convertí en un niño pequeño. Da igual la celebridad en la que te hayas convertido porque, en ese momento, estás como, ¡Soy tu mayor fan!'. Dices las primeras estupideces que te vienen a la cabeza de lo nervioso que estás".

"De hecho, en cierto punto del show, saqué un bajo que tenía forma de botella de Jack Daniels. Durante la prueba de sonido, él lo cogió y lo tocó un poco. Me encantó que lo hiciera", reconoce el músico.

"Lo único que desearía es que, en aquel momento, hubiera habido teléfonos móviles para poder grabarlo en vídeo. Pero conocerle fue un sueño hecho realidad, él fue uno de los primeros bajistas a los que escuché creciendo y, cuando le vi en persona, fue fantástico conmigo".

Sin embargo, no todo podía ser perfecto. Michael Anthony ha reconocido que hubo algo que, pese a su admiración por el bajista de The Who, le separó de él.

"Por desgracia, solo podía entender una de cada seis palabras que salían de su boca por culpa de su acento inglés. Sin embargo, qué tío más genial, qué gran momento, nunca lo olvidaré".

Siguiendo con el tema, Anthony reconoció que, tiempo después, se volvió a encontrar con Entwistle, pero esta vez con unas copas de por medio. Sin embargo, esto no hizo más que agravar su problema con él.

"¡Cuando bebe es aún peor! Hay una convención en Anheim, California, que se celebra cada año. La llaman la NAMM Convention, que es básciamente un show de mechandising musical. Nos encontramos ahí porque los dos éramos parte de una jam que tuvo lugar en una de las jornadas. Después nos tomamos un par de copas":

"Curiosamente, él acababa de volver de Cabo San Lucas, donde había estado pasando unos días. Ahí estábamos él, otro tío y yo bebiendo margaritas. ¡No entendía nada de lo que decían! Me limité a reírme cuando ellos lo hacían y nos lo pasamos genial".

RockFM