Michael Kiske (Helloween), arrepentido por haber usado voces pregrabadas en directo en su gira de 2017

El cantante exsplica que se vio obligado a hacerlo por problemas de salud
Michael Kiske (Helloween), arrepentido por haber usado voces pregrabadas en directo en su gira de 2017

Tiempo de lectura: 2’

A veces las estrellas del rock pueden cometer “errores”. Lo que importa es asumirlos y pedir perdón por ello y Michael Kiske es un ejemplo.

Como ha informado blabbermouth, el vocalista principal de la banda alemana de power metal Helloween se ha arrepentido de haber usado voces grabadas en la inauguración de la gira "Pumpkins United" del año 2017.

En este concierto concierto en Monterrey (México) el grupo Helloween recibió críticas en su mayoría positivas. No obstante, algunos fanáticos que asistieron y otros que vieron la actuación a través de videos en YouTube acusaron a Kiske de utilizar su voz grabada de algunas de las partes más difíciles de cantar.

Ahora, en una nueva entrevista con el Metal Journal, Kiske abordó las acusaciones sobre las voces grabadas y explicó que la medida fue necesaria por su mala salud.

"Nunca hice algo así, y nunca volveré a hacer eso. Fue sólo una situación en la que la gerencia y la banda querían que lo hiciera. Fue una fase tan difícil. Estaba tan desesperado, no te lo puedes imaginar. Haces esta reunión después de 23 años, se agotan las entradas y todo es perfecto. Y tienes una maldita infección en las cuerdas vocales y no puedes cantar. Fue una prueba muy dura”.

"Comencé a cojear. Cuatro semanas después de la gira, solo podía subir al escenario con dos copas enormes de vino tinto y analgésicos. Estaba tomando ibuprofeno porque cojeaba. Y después de la gira, como un año después, en 2019, tuve un gran ... No sé cómo se llama. Es algo alrededor de tu área vocal, tienes como tiroides, no sé cómo lo llaman y yo tenía una bola enorme ahí, de la cual me tuvieron que operar. Fue una operación muy arriesgada porque tienen que cortar la zona donde va el nervio de tus cuerdas vocales, y el doctor dijo: 'Si corto mal, ya no cantarás más'”.

Por suerte, la cirugía salió bien y Kiske pudo volver a cantar. Se arrepiente de haber usado su voz grabada pero defiende que lo hizo por no decepcionar a sus fanáticos.


RockFM